3 aspectos clave del aprendizaje competencial

Mario Serrano

Maestro de primaria y responsable de formación de Doqua, centro de formación del profesorado 2.0. Autor del máster "La enseñanza en competencias" de la Universitat Ramón Llull.

Trabajar de forma más competencial comporta pequeños cambios en nuestro modo de trabajar en el aula.

enseñanza y aprendizaje de competencias

1. Trabajar de forma competencial implica trabajar los contenidos de forma integrada.

Las competencias básicas están formadas por 4 componentes básicos: los contenidos factuales, conceptuales, procedimentales y actitudinales. Este hecho implica plantear actividades de aprendizaje que permitan al alumnado aplicar los cuatro tipos de contenidos de forma integrada.

¿Por qué deben aplicarse de forma integrada los conocimientos? Porque es imposible resolver cualquier problema de la vida sin utilizar, para su resolución, estrategias y habilidades sobre unos componentes factuales y conceptuales dirigidos, inexcusablemente, por una pautas o principios de acción de carácter actitudinal. Por ejemplo, ante una acción tan corriente como cocinar, estamos aplicando, de forma integrada, todos nuestros conocimientos: seleccionamos los ingredientes (hechos) más adecuados en base a una receta (procedimiento) de manera que comamos de forma sana y equilibrada (actitud).

2. El alumnado será más competente si aplica sus conocimientos sobre aprendizajes que sean funcionales.

Los contenidos trabajados en el aula deberían ser aplicados sobre hechos reales o problemas cotidianos.

Conectar los intereses del alumnado con los contenidos curriculares puede ayudar a mejorar el desarrollo de sus competencias.

¿Cómo conocer sus intereses? ¡Escuchandolos!: de qué hablan, qué les interesa, con quién se relacionan, cómo se relacionan…

3. Ser más competente implica ser más autónomo.

Un/a alumno/a será más competente si reflexiona sobre lo que hace, lo razona o argumenta y es capaz de comunicarlo convenientemente.

Es importante que el alumnado proporcione respuestas abiertas, planteándose dudas que le ayude a reelaborar el conocimiento y, a la vez, que sea consciente de sus aprendizajes.

Sería necesario que el alumnado trabajase en situaciones donde pueda aplicar, eficazmente, aquello que ha aprendido, transfiriendo sus aprendizajes al análisis y la resolución de nuevas situaciones, poniendo en práctica valores y actitudes de convivencia.

 

Trabajar de forma más competencial en el aula comporta cambios metodológicos en la forma habitual de trabajar. Implica trabajar sobre situaciones reales en los que aplicar, de forma integrada, conocimientos, habilidades y actitudes.

Por Mario Serrano Vargas.

En Tiching encontrarás una gran variedad de recursos relacionados con las competencias en la educación ¡No te los pierdas!

Comentarios (1)

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios