Análisis del dibujo infantil: una forma de conocer más a tus estudiantes

El dibujo infantil puede ser una herramienta muy útil en educación, ya que puede servir para conocer la personalidad de los estudiantes, lo que puede contribuir a personalizar el aprendizaje y conseguir que sea más significativo. ¿Te animas a conocer las principales claves para analizar sus creaciones?

Dibujo infantil | Tiching

El dibujo es una forma de expresión, diversión, exploración y descubrimiento para los más pequeños. Una actividad que, por su carácter individual, empieza en edades muy tempranas y pasa por distintas etapas gráficas a lo largo de los años: el garabato, la fase pre-esquemática, la esquemática, el realismo y el pseudonaturalismo.

Para el análisis del dibujo infantil es imprescindible crear un ambiente tranquilo, favorable al aprendizaje y con diversidad de materiales. En el momento de evaluar debes tener en cuenta el proceso de realización del dibujo y no únicamente el resultado final, así como también es muy importante escuchar a los niños y niñas para que te cuenten el significado de sus propios dibujos y así poder contextualizarlos y analizarlos con más profundidad.

5 elementos a tener en cuenta al analizar el dibujo infantil

A continuación, te enumeramos algunos de los rasgos más destacados que debes considerar para analizar un dibujo de tus alumnos y alumnas:

  1. La posición del dibujo: Según la localización del dibujo en el soporte, podemos interpretar lo siguiente:
    • Si se divide el espacio en tres áreas horizontales, aquellos dibujos que queden en la parte superior corresponden a la parte intelectual, que se relacionan con la imaginación, la curiosidad y el deseo por descubrir cosas nuevas. Aquellos que se sitúen en el centro son dibujos que representan una mayor emotividad, mientras que los dibujos que se encuentren en la parte inferior indican las necesidades físicas y materiales que puede tener el niño o niña.
    • Si el área de dibujo se divide con tres líneas verticales, aquellos dibujos que queden en la parte izquierda pertenecen a individuos con preferencias por el pasado y mostrarán una falta de adaptación al presente e incluso introversión. Por su parte, aquellos que se sitúen en el centro corresponden a niños con interés por el presente y adaptación al mismo. Y, finalmente, los de la derecha corresponden a personas que tienen un interés por el futuro y que disponen de una gran capacidad de adaptación y de sociabilidad.
  2. La presión del trazo: Si el trazo tiene bastante presión, es decir, es fuerte, puede reflejar vitalidad, audacia y en algunos casos impulsividad o falta de control. Si el trazo es débil, se podría identificar con una falta de voluntad, fatiga física, timidez e inhibición de los instintos.
  3. Las formas: Las líneas rectas se asocian con cierta agresividad, en cambio las líneas curvas suponen suavidad, dulzura y emotividad, control sobre sí mismo y complicidad afectiva con las figuras de apego.
  4. Carácter del trazo: Cuando los trazos son continuos, representan seguridad, extroversión y sociabilidad. Cuando los trazos son fragmentados y se observan muchos borrones, se puede identificar cierta inseguridad e impulsividad.
  5. Los colores: Aunque su uso depende mucho de la edad del niño o niña y del contexto cultural al que pertenezca, podemos ver algunos ejemplos de los valores simbólicos que se han asignado a los diferentes colores. Cuando predomina el color rojo, se asocia a la vida, el ardor, el peligro, la energía. El amarillo simboliza la luz del sol y refleja felicidad, alegría, curiosidad. El azul representa la paz y la tranquilidad. El verde se asocia a una cierta madurez, sensibilidad e intuición. El negro se identifica con el miedo, lo desconocido, al prestigio y a la seriedad.

Estos son solo algunos de los aspectos posibles para considerar, pero existen otros muchos que también puedes investigar más a fondo en este trabajo y que deben tenerse en cuenta según la evolución madurativa y cognitiva de los alumnos, como el análisis de la figura humana u otras figuras como los animales, las casas, las flores, los coches…

Y tú, ¿has utilizado alguna vez los dibujos de tus alumnos y alumnas como herramienta para comprender mejor su personalidad e intereses? ¡Cuéntanoslo y comparte tu experiencia con otros docentes del mundo!


¿De qué temas te gustaría que hablásemos en nuestro blog? ¡Cuéntanoslo utilizando el hashtag #TichingTeEscucha!

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Comentarios(2)

  • Augusto Najarro Rojas

    La tarea principal del docente es proporcionar las estrategias para que los niños aprendan a imaginar, cuando se trata de dibujos, mucho mejor.

  • Alfredo Berrocal Huamán

    Es importante saber y valorar el trabajo de los niños según sus edades, porque a los niños les gusta dibujar y apreciar su producción.

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios