¿Cuál es la principal tarea de ACNUR?
El principal mandato de ACNUR es la protección y asistencia a los refugiados en el mundo. Se creó después de la II Guerra Mundial para un periodo corto de tiempo, pero la realidad es que actualmente existen más de 60 millones de personas desplazadas.

A nivel educativo, ¿qué labor llevan a cabo?
Para ACNUR la educación es un elemento estratégico para erradicar el círculo vicioso de la pobreza. Es fundamental que los niños completen la educación primaria, ya que aquellos que finalizan los estudios básicos son más propensos a seguir estudiando en el futuro y tienen menos posibilidades de ser víctimas del tráfico humano, de la violencia, de la explotación o de contagiarse de enfermedades como el SIDA.

¿Cuáles son los principales obstáculos con los que se encuentran? Dejando de lado los económicos.
Responderé basándome en un ejemplo actual, el caso de los refugiados sirios. Este conflicto, que ya entra en su quinto año, ha supuesto el desplazamiento de más de 12 millones de personas. De todas ellas, 4 millones están en países de asilo, de las cuales el 50% son niños.

Estamos hablando de un número muy elevado de desplazados…
Efectivamente, sólo en Turquía hay 1,9 millones de refugiados. Si la mitad de ellos son menores, quiere decir que necesitamos grandes infraestructuras para absorber el casi millón de niños que debe tener acceso a la educación, teniendo en cuenta que nos encontramos ante un panorama de escasez de aulas, de profesores y de ausencia de materiales escolares básicos como pupitres…

Menos del 6% de niños refugiados tienen un nivel estándar de lectura. ¿Cuáles son los factores que marcan esta problemática?
Los factores principales tienen que ver con la falta recursos de los padres, por la cultura negativa del acceso a la educación de las niñas, o que algunos niños están forzados a trabajar. Distintos estudios demuestran que aproximadamente el 40% de los niños y niñas refugiados no tienen ningún tipo de acceso a la educación. Un porcentaje demasiado elevado.  

¿Cuál es la importancia de la educación para los refugiados, más allá del propio conocimiento que adquiere el niño?
Se calcula que los niños que tan solo cuentan con un año suplementario de educación, aumentan sus ingresos futuros en un 10%. Además, aproximadamente 171 millones de personas en todo el mundo podrían salir de la pobreza si todos los niños de los países con rentas bajas terminaran el colegio con unas nociones básicas de lectura.

Hablamos de cifras abrumadoras…
Estamos hablando de un problema para la humanidad, ya que estos niños podrían ser futuros líderes, y los que sacaran a sus países de la pobreza, y nos encontramos ante generaciones perdidas. Es un problema que no solo afecta a sus principales víctimas, también a la población en general.

¿Hay suficientes profesores para hacer frente a esta problemática?
En los campos de refugiados que montamos, lo primero que hacemos es detectar qué recursos tenemos sobre el terreno, ya que en una huida por persecución se desplazan todo tipo de personas, no únicamente las más pobres.

Lo estamos viendo en el caso de Siria.
Por ello,  si dentro del campo de refugiados hay educadores, se gestiona un sistema para que éstos puedan educar a los niños y adolescentes, e incluso a los adultos. Lo que se intenta también es beneficiar a la población local, ya que hay veces en las que la situación de los autóctonos es igual o peor que la que nos encontramos en el campo de refugiados.

¿Las sociedades de países desarrollados están concienciadas sobre esta problemática?
No. Personalmente creo que en general la ciudadanía aún no es capaz de ver la problemática en todo su conjunto de las personas que huyen para salvar sus vidas. Detrás de estos desplazamientos hay gente que ha tenido que dejar su hogar, un lugar de trabajo, o niños que han tenido que abandonar los estudios.

¿Cómo pueden los profesores de países desarrollados ayudar a concienciar a sus alumnos sobre esta situación?
Dependerá del grado de formación y de concienciación de cada profesor. Desde ACNUR facilitamos materiales educativos a muchos colegios. Las escuelas tienen la cooperación, la solidaridad y la integración de refugiados como una asignatura transversal, pero no se aplica en todos los centros. Hay educadores muy capacitados, pero si deben hacer frente a clases con niños refugiados que han vivido horrores, han de contar con recursos que les ayuden a poder realizar una integración eficaz.

¿Cuáles son las principales impresiones de la puesta en marcha del proyecto educativo en 2012?
La verdad es que estamos muy esperanzados, ya que el objetivo marcado era muy ambicioso. En la primera fase, conseguimos escolarizar a más de 176.000 niños, un 2% más de los previstos inicialmente. En la fase dos escolarizamos a 266.000 niños, también por encima de los 226.000 de los planes iniciales. Y ahora nos encontramos en la tercera fase, que empezó en 2015, y que contempla escolarizar a un millón de niños y niñas hasta finales de 2016.

¿Y después?
Estamos muy contentos por los resultados, aunque aún queda mucho por hacer, pero con recursos, voluntad política y la aportación de personas individuales podremos conseguirlo. Para poner algunos datos, se dice que con 16.000 millones de dólares al año se podría enviar al colegio a todos los niños de países con renta baja.

¿Una cifra muy elevada?
Es la mitad de lo que gastan cada año los europeos y los estadounidenses en helados. Hablamos de cifras grandes pero que con voluntad podríamos alcanzar. La Humanidad tiene un reto importante en su conjunto, ya que pienso que en pleno el siglo XXI no podemos permitir que haya niños sin escolarizar.

Por último, ¿cuáles son los principales retos educativos a afrontar en el medio y largo plazo?
Intentar asegurar que los niños acceden a la educación básica de calidad, expandir la educación secundaria, proporcionar educación infantil, y crear escuelas y dotarlas de infraestructuras básicas y materiales escolares para generar entornos seguros para el aprendizaje de los niños. Debemos asegurar que los niños vayan a la escuela todos los días, que terminen con un grado de aprendizaje básico y garantizar que haya educación no formal.

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Comentarios (1)

  • Ylcio Sánchez

    La educación es lo único que hace libre al ser humano; en América Latina, sobre todo en Perú, muchos de nuestros niños no tienen acceso a la educación básica, un gran reto para nuestra sociedad.

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios