En su libro relata sus vivencias como profesor y director de la Escola Ginebró, un proyecto educativo en el que plasmó su sueño por mejorar la educación. ¿Qué rol le entusiasmó más?

El de maestro, aunque el de director también, porque he sido un director de escuela peculiar: la he dirigido a base de estar con los maestros, de ir a desayunar con ellos, de salir fuera a saludar los padres. Esto ha hecho que los padres y los alumnos me hayan querido mucho y que el trabajo haya sido muy gratificante.

Pero ser maestro es mejor.
Dar clase a los niños, explicarles las cosas, que te escuchen, ver cómo aprenden, cómo se interesan, cómo te miran… Siempre que he dado una clase he terminado dando las gracias.

¿Qué recuerda de los maestros y los alumnos con los que compartió su vida en la escuela?
Recuerdo muchísimo a Isidoro, una persona extraordinaria, amigo y compañero. A veces me decía: “Nacho, Gloria ya ha pagado la excursión, ¿eh?” y yo le contestaba “Ah, bueno, pues ya traerás el dinero” y él decía “Sí, sí, me lo dio a mí y lo tengo en casa”. En realidad, era él quien pagaba la excursión para que la niña pudiera ir. Isidoro era así, un tío impresionante. Y de alumnos recuerdo algunos muy brillantes y algunos más difíciles. De los últimos me acuerdo especialmente, porque son los que más me gustan.

¿Qué deben aprender los alumnos?
Les has de despertar la curiosidad, ya aprenderán ellos. Es cierto que deben tener un orden en la escuela, pero aprender, aprenden de lo que ven de los maestros, de los otros alumnos, de sus padres, de sus amigos o de sus abuelos. Los maestros deben aprender a despertar esa curiosidad, tener vitalidad, saber que están haciendo el mejor trabajo del mundo y… ¡les tiene que gustar Bach!

¿Bach?
En la escuela la música es fundamental: todos los niños aprenden música en Ginebró. Además, un niño que de pequeño escucha Bach, de grande no puede ser mala persona.

¿La escuela debe educar en valores?
Los valores forman parte de la vida, están en la calle, en el día a día. La informática no se aprende, se practica, y lo mismo pasa con los valores. Además, en la escuela Ginebró hay dos cuestiones sobre las que no se discute: la igualdad de sexos y la pena de muerte. ¿Por qué? Porque no es cuestionable. Y el mismo hecho de que sean cuestiones indiscutibles ya es muy significativo para los niños. ¡Ah! En Ginebró también es muy importante que los niños vean que los maestros se tratan con respeto, que se besan, que se hacen bromas…

¿Es posible trasladar lo que nos cuenta a todas las escuelas?
Siempre he tenido un deseo: que la Escola Ginebró no hubiese tenido que existir, porque habría significado que las escuelas ya eran así. Ginebró es un sueño.

En su libro compara la educación con el bambú japonés.
Hay un tipo de bambú que debes plantar, tapar y regar. Durante tres años no lo ves, pero debes continuar regándolo y, al cabo de tres años, sale. Pasa lo mismo con la educación: debes ir regando a los niños día a día.

¿Y esto es posible hoy?
Yo creo en la utopía. Creo que, con una buena educación, sería posible vivir sin semáforos.

Dentro de esta utopía, ¿cómo encajamos la tecnología digital?
Se trata de una herramienta más, como lo son las manos y los bolígrafos, pero es una herramienta muy interesante: estar hablando de Rubens en clase y poder mostrar sus obras a través de internet la hace muy potente.

Desde Tiching también soñamos con mejorar la educación.
Y, además, permite otra cosa: hacer que un profesor del Faro del Fin del Mundo de Ushuaia que sueña con mejorar la educación pueda compartirlo conmigo. Él quizá sueñe con mejorar la educación de unos niños a quienes interesa más aprender a pescar y a correr, y yo con mejorar la de unos niños que son del Barça y a quienes interesa más aprender economía. Pero tenemos el mismo sueño y Tiching nos permite compartirlo.

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Comentarios(16)

  • Para ser docente se necesita tener vocación,Felicidades.

  • Excelente experiencia, maestro.

  • Ser maestra lleno de significado la relación con mis alumnos, especialmente los más difíciles. Gracias, por compartir sus experiencias, maestro.

  • Estoy feliz de ser docente, poder tocar la vida de alguien y ayudarlo a construir su camino es muy gratificante e incomparable

  • EXELENTE.LA.IMPORTANCIA.DE.LA.LECTURA

  • ¡Muy motivador! De verdad que ejemplos como éste nos hacen darle nuevo impulso a nuestras carreras y a nuestros deseos de construir, junto con los chicos, un mundo mejor, de darles un presente y un futuro mejor….”Los niños merecen lo mejor que la humanidad puede darles”

  • JENY ESPERANZA

    Es un regalo de Dios y debemos cultivarlo día a día.

  • Ser mejor maestro es ser el modelo a seguir: humildad, conocimiento, amor y respeto al prójimo.
    Gracias a Tiching por darme la oportunidad de aprender.

  • Comparto las palabras de Ignasi Casals. Estoy convencida que el Docente como modelo y despertar la curiosidad de los estudiantes, es la mejor manera de enseñarlos. Particularmente, desde el ámbito de la Dirección del Colegio donde me desempeño añoro a veces poder estar en aula para enseñar. Le agregaría la palabra “compromiso” del docente para hacer una triada: modelaje-despertar curiosidad- compromiso.

  • Algo que aprendí a lo largo de trabajar por mas de 20 años con niños, adolescentes y adultos es el hecho de enseñar a razonar y sacar conclusiones. A la hora de enseñar aplico un sólo método: “EL CUESTIONAMIENTO” que obliga a mis estudiantes a encontrar respuestas. Cuando el alumno responde en forma acertada a la pregunta ¿por qué?, entonces estoy segura que razonó y aprendió, para luego aplicarlo donde corresponda. No hay mejor tarea que la de enseñar, pero no desde la obligación sino desde el compromiso que uno mismo se plantea, ese compromiso de moldear vidas para crear personas de bien. Un estudiante formado en valores, un estudiante que piensa, razona y saca conclusiones será el artífice de su propio bienestar. Cordiales saludos.

  • Ser docente es una de los trabajos mas preciadas que tiene una sociedad, Un docente es el medio para el desarrollo de un individuo, contribuyen a la construcción y desarrollo de una identidad. Es una excelente labor la que hacen todos estos profesores, es usted un emprendedor de sueños, gracias por este articulo.

  • ¡Muchas gracias por vuestros comentarios! Siempre nos aportan ideas y entusiasmo. :)
    Lo cierto es que las palabras de Ignasi son todo un empujón lleno de optimismo, ¿verdad?

  • El papel del Docente como tal, comprende muchos aspectos importantes, la primera de ellas seria la vocación para poder ejercer el papel de docente, el poder enfrentar las circunstancias que se presentan día con día dentro del contexto escolar y no escolar, la relación que se tiene que con los compañeros de trabajos, padres de familia y alumnos, porque si bien es cierto, mientras se mantenga una buena comunicación entre estos, se puede generar un ambiente enriquecedor para el mejoramiento de la institución, de la educación y de la misma profesión. Es bueno saber que hay maestros que comparten sus vivencia y experiencias que tuvieron durante carrera docente. Ojala muchos de los docentes pensaran como usted y compartieran sus experiencias o inquietudes que han tenido.

  • Ser maestro es un don, ya que a pesar de ser un maestro para los niños y adolescentes mas que nada se debe ser un amigo en el cual puedan confiar y decir sus dificultades que se les presenten. Muy buenos sus comentarios y gracias por compartir sus vivencias como profesor.

  • Julia Giron Sotomayor

    me ha encaantado los comentarios de ignasi casals me entusiasman , me llenan de optimismo a mi me encanta mi profesion y cuando he leido sobre el me siento identificada por fin alguien a fin a mi sentir

  • Ruth Santodomingo

    Excelente cada una de sus entradas tienen siempre material maravilloso que hemos aprovechado para los chicos. Agradezco sus recomendaciones. un abrazo.

Ver más

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios