BreakOutEdu: una experiencia educativa con grandes beneficios

¿Cuántos de vosotros en vuestro tiempo libre habéis realizado un Escape Room por pura diversión? ¿Qué características dirías que son necesarias para participar en un juego de escape? Y los que montan estos lugares repletos de retos que resolver, ¿cómo lo hacen? ¿Qué beneficios pueden derivarse de este juego? ¡Algunas de estas preguntas se responderán a lo largo de este genial artículo! ¿Te animas a seguir leyendo?

Imagen: de izquierda a derecha se encuentra una aldaba de seguridad, una caja con un candado, un candado y un reloj de arena. Todo son objetos que simbolizan el material del BreakOutEdu

Si has participado en algún Escape Room estarás de acuerdo en que es un juego que requiere de diferentes habilidades, entre ellas las que más destacan son la colaboración, una buena comunicación entre los miembros del grupo, nociones matemáticas y una gran dosis de lógica. Pero estas capacidades también se desarrollan en las escuelas y no hay tanta motivación por aprenderlas y ponerlas en práctica. ¿Por qué? ¡Es simple…cuando se aprende a través del juego se generan muchas emociones que permiten un aprendizaje más profundo!

El BreakOutEdu surge de la necesidad de adaptar el Escape Room a las infraestructuras del centro escolar. Así pues, en lugar de salir de una habitación en un tiempo determinado, se requiere abrir una caja repleta de candados que suponen la superación de cada uno de los retos que propone el docente.

Para la creación de un BreakOutEdu es necesario un material específico y mucha creatividad por tu parte, tanto a la hora de plantear la narrativa o hilo conductor como con los retos que deberán resolver los alumnos y las alumnas para poder abrir la caja en cuestión. ¡No te olvides de proponer un tiempo para añadir tensión al juego!

¿Qué beneficios aporta al alumnado el BreakOutEdu?

  • Trabajar en equipo: este recursos educativo permite realizar equipos con distintos números de participantes. Si bien es cierto, es preferible jugar en grupos reducidos para que la participación sea más activa y no se pierdan parte del juego.
  • Fomentar el trabajo cooperativo: Esta habilidad será imprescindible para conseguir el objetivo común del grupo. ¡Una gran idea puede ser separar a los grupos de manera que las pistas que descubran los miembros de un equipo sean necesarias para resolver los retos del otro!
  • Adaptar cualquier contenido curricular: esta herramienta didáctica permite trabajar diferentes materias de forma interdisciplinar y con diferentes metodologías. De esta manera, los alumnos y alumnas con diferentes habilidades podrán demostrar su valía y aportar su granito de arena para completar el juego.
  • Desarrollar el pensamiento crítico: Los chicos y chicas deben buscar información, comprobar su veracidad, pensar, utilizar la creatividad para resolver un enigma, deducir, tomar decisiones, etc. para la resolución de los retos o los problemas que puedan surgir durante el juego.
  • Potenciar la competencia comunicativa: El diálogo y la comunicación fluida con el grupo es esencial para tener toda la información y poder resolver los retos que se proponen.
  • Fomentar las habilidades sociales: Los alumnos y alumnas deberán poner en práctica diferentes habilidades sociales como la escucha activa, el respeto por las reglas, por los compañeros y compañeras y por el material, actuar asertivamente, ayudar a los demás, etc. para resolver todos los acertijos y descubrir que hay en el interior de la caja.
  • Impulsar el movimiento dentro del aula: Sabemos, por las teorías de algunos neurocientíficos, que el movimiento favorece el aprendizaje. Así pues, teniendo en cuenta que el BreakOutEdu, permite que los alumnos se muevan libremente por el aula para ir en busca de los materiales y las pistas necesarias para resolver los enigmas, ayudará a los estudiantes a aprender de una manera muy dinámica.
  • Promover la diversión: ¡El juego es pura emoción y diversión… y por ello los aprendizajes que se realizan a través de la gamificación son más significativos y perduran más en el tiempo!
  • Aprender a trabajar bajo presión: cuando se da un tiempo determinado para realizar una tarea, suelen surgir algunos inconvenientes y estos deben resolverse con rapidez, improvisación, gestionando bien el tiempo, y con mucha calma. Una habilidad que, posteriormente, podrán extrapolar a su vida profesional y personal. ¡Aunque también es interesante probar de trabajar el BreakOutEdu sin tiempo!

¡Actualmente el BreakOutEdu es una herramienta didáctica que se utiliza en muchas aulas, divirtiendo a alumnos y docentes pero, sobre todo, es una herramienta que permite aprender de manera muy significativa conceptos, habilidades y valores estipulados en el currículum!

Si aún no has creado tu BreakOutEdu, ahora tienes la oportunidad de prepararlo y ofrecer a tus alumnos y alumnas clases llenas de sorpresas, de dinamismo, divertidas y con muchos muchos aprendizajes. ¿Te apuntas?

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Comentarios (1)

  • Todo magnífico, pero si usáseis el genérico no sería tan pesado, ni tan machista, el tener que leer siempre el sexo femenino detrás. La RAE recomienda el genérico por economía del lenguaje, porque para eso, nuestro maravilloso idioma: el español, lo posee.

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios