Cine e Historia: dos disciplinas que pueden ir de la mano

  • Por Teresa Cassará Giudici
  • Opinión

Teresa Cassará Giudici

Profesora de Historia, licenciada en Enseñanza de la Historia y las Ciencias Sociales. Asesora pedagógica y capacitadora. Autora del blog Didáctica de las ciencias sociales: teoría y práctica.

El cine, a través de la imagen en sus diferentes géneros, da cuenta de realidades pasadas y presentes en entornos multidimensionales. El objetivo del presente texto apunta a reflexionar sobre la importancia de recuperar el visionado de films y videos como recurso motivador aplicado al proceso de enseñanza y aprendizaje de la Historia y las Ciencias Sociales.

imagen cine e historia: fotogramas con un mapa histórico de fondo.

El fomento de habilidades cognitivas para afrontar el “aluvión audiovisual” (Funes V.2001;2015) que impacta y atrapa amerita, a nivel educativo, una alfabetización básica de este particular lenguaje.

¿Por qué recuperar el cine como recurso?

El enseñar a analizar argumentos y códigos básicos, para observar las imágenes e interpretar los mensajes de la trama argumental, promueve habilidades de pensamiento superior que fomentan el análisis reflexivo. Cabe destacar que, su visionado ayuda a los alumnos, entre otras variables a:

  1. Decodificar el guión y la trama de las escenas y secuencias.
  2. Interpretar los diálogos e intertextualidad discursiva del guión.
  3. Observar el encuadre y montaje de los planos que dan origen a las escenas y secuencias de un film y que brindan sentido.
  4. Identificar la intencionalidad del guionista, el director y los realizadores dado que, depende de un paradigma. En este sentido, no pueden concebirse aislados de sus intereses, motivaciones, ideologías, principios y escala de valores pues son sujetos vinculados a un determinado contexto cultural-temporo-espacial.
  5. Relacionar música y sonido, decorados, iluminación, movimiento de la cámara, ritmo, etc..

Existen tipos de recursos fílmicos, no sólo históricos, que permiten ser utilizados en el aprender a mirar imágenes y decodificar mensajes.

Lo planteado involucra no sólo la interpretación de los argumentos, imágenes y lenguajes del cine, sino también a los diversos medios de comunicación masiva que resulta ser un instrumento generador de nuevos conocimientos.

Aproximación básica al análisis argumental.

Uno de los primeros pasos para aprender a mirar cine apunta a la elaboración de fichas en relación con elementos del guión (argumental y técnico), sus mensajes y su estilo narrativo. En esta oportunidad, a modo de sugerencia, se proponen algunos planteos que podrían contener las fichas iniciales, de menor nivel de complejidad, con el objetivo de decodificar un guión. Por ejemplo:

Ficha de análisis del guión argumental histórico-social-cultural.

cine e historia: ficha técnica para trabajar la historia a partir del cine

Los conflictos que se visualizan, sean históricos, sociales, culturales…permiten el análisis crítico de los valores y contravalores. Así por ejemplo desde la dimensión actitudinal, tal abordaje genera:

  • Toma de conciencia sobre experiencias propias y ajenas.
  • Sentimientos de: identificación, empatía, rechazo, tolerancia, respeto…
  • Comprobar la existencia de diferentes visiones, opiniones, perspectivas…. sobre una misma realidad. 

A modo de cierre

Acorde a la línea argumental planteada y, sin agotar el abanico de opciones, el cine es un mágico recurso didáctico. Ciertamente, favorece la articulación entre la vida cotidiana atravesada por los medios de comunicación y el conocimiento escolar. El rol del docente es central como diseñador y orientador en este proceso.

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios