Cómo trabajar la muerte y el duelo con tus estudiantes

La muerte de un ser querido puede resultar una situación estresante en la vida de cualquier persona y cada uno necesita un tiempo y manera diferente para superarlo. Como docente, tu papel es también muy importante en estos casos, por lo que conocer recursos y estrategias con las que trabajar el duelo puede ser de gran utilidad. ¡Toma nota!

Trabajar el duelo en clase | Tiching

También los más pequeños en ocasiones se enfrentan a vivencias dolorosas que les producen emociones diversas. Es habitual que en esos casos los adultos eviten que los niños vivan situaciones que pueden resultar duras o incomprensibles y les aparten de la realidad con el objetivo de protegerles. Algo que se hace con la mejor de las intenciones, pero que excluye al niño o niña y no le permite la expresión de ciertos sentimientos necesarios para afrontar una situación de este tipo.

Cuando un niño o adolescente ha perdido a alguien recientemente, el centro educativo tiene un gran trabajo por delante, no sólo con la persona implicada en este proceso sino con todos los compañeros y compañeras del alumno y sus familias, ya que son situaciones desconocidas y en las cuales se sienten perdidos al no saber cómo actuar.

Pero, ¿cómo explicar la muerte a niños y jóvenes? Para comenzar, un elemento básico es tener en cuenta que los adultos pueden expresar su dolor delante de los niños y permitir que estos también lo hagan durante el tiempo necesario. Además, es importante hablar de la muerte de forma natural, procurando contar lo sucedido con delicadeza y de forma clara, evitando mentir o utilizar eufemismos.

Consejos para la reincorporación en el aula de un alumno que ha sufrido una pérdida

  • Muestra una actitud abierta y disponibilidad para escuchar los sentimientos y pensamientos y crea espacios para poder expresar dudas y preocupaciones sobre la muerte.
  • Habla y reflexiona en clase sobre la muerte y el duelo, con el permiso de la familia. Para los compañeros y compañeras puede resultar complicado saber qué decir o cómo reaccionar ante la persona que ha sufrido la pérdida, y de esta forma se contribuye a naturalizar la situación.
  • Sé flexible. En estas situaciones, la capacidad de atención menguará y aumentarán las distracciones y las dificultades para realizar las tareas. Es importante conceder al estudiante que acaba de sufrir la pérdida más tiempo y más facilidades.
  • Proporciona momentos de descanso. Los niños que han sufrido una pérdida se sentirán observados por el docente y los compañeros/as, la cual cosa puede provocar agobio e intranquilidad. Por ello es importante conceder al alumno salidas del aula.

Algunos recursos que no te puedes perder

Y, si te ha interesado esta temática, no puedes perderte tampoco esta entrevista.

¿De qué temas te gustaría que hablásemos en nuestro blog? ¡Cuéntanoslo utilizando el hashtag #TichingTeEscucha!

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Comentarios (1)

  • MUY interesante, es muy bueno que se traten temas poco tratados y que cuando se presentan en los alumnos, no se sabe como trabajar. Gracias y sigan adelante, que les vaya bien en todo.

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios