La importancia de las humanidades en la educación del siglo XXI

La tecnología cada vez está más presente en las aulas, y no solo a nivel de dispositivos, sino también en la carga curricular. Robótica y programación se hacen hueco entre las matemáticas y las asignatura de biología pero, ¿dónde están quedando las humanidades? Filósofos e historiadores alertan con preocupación que desde hace años se está dando más valor a los conocimientos técnicos y se está pormenorizando las disciplinas ligadas al humanismo: arte, filosofía, historia, literatura, etc. Estos conocimientos quedan relegados a asignaturas de contenido para memorizar… ¡pero son mucho más que eso!

Humanidades

Una posible causa de ello es la tendencia que se está viviendo en los sistemas educativos de muchos países de enfocar la enseñanza desde una mentalidad utilitarista, considerando la educación como un proceso para la profesionalización y quitando importancia a la formación individual de las personas. Pero, ¿es cierto que “las humanidades no “sirven” para nada?

Tal y como señala Iván Armenteros, investigador del CSIC y coordinador del Congreso Humanidades en Transición, las humanidades son pilares fundamentales para brindar a niños y niñas herramientas para entender la complejidad de la sociedad que nos rodea. Por su parte, el profesor de Didáctica de las ciencias sociales de la UB, Joan Santacana, señala que pese a la dificultad que existe para evaluar valores como el sentido crítico, el currículum debe fomentar y trabajar con profundidad los valores humanistas.

¿Por qué? ¿De qué nos sirve trabajar las humanidades en el aula? ¡Te damos algunos ejemplos de efectos positivos que tiene en el alumnado!:

  1. Para desarrollar la capacidad crítica de los estudiantes: ser capaces de comprender la información y argumentar a favor o en contra de las ideas establecidas creando así su propia opinión y visión del mundo.
  2. Para practicar la comunicación verbal y no verbal, brindando a los alumnos y alumnas la oportunidad de transmitir las ideas y los argumentos con claridad y coherencia.
  3. Para aprender a trabajar la información de forma adecuada: conocer y reconocer fuentes fiables y veraces, comprender la lectura, analizar los conceptos, compararlos con diferentes fuentes…
  4. Para potenciar el trabajo en equipo: esta competencia es necesaria tanto para la vida personal como la profesional y permite trabajar conjuntamente con otras personas con un objetivo común para obtener mejores resultados y sin necesidad de fomentar relaciones competitivas.
  5. Para comprender nuestro contexto histórico y tener perspectiva hacia el pasado y hacia el futuro. Comprender dónde estamos y cómo hemos llegado aquí es básico para imaginar nuevas formas de entender y mejorar el mundo.
  6. Para aprender a respetar la cultura y los contextos sociales e históricos de los demás, a través del conocimiento y la comprensión de los procesos que llevan a configurar las identidades.
  7. Para estimular el interés y la curiosidad por determinados contenidos: ¡Si les das las herramientas y les enseñas métodos de trabajo, ellos mismos acudirán a descubrir la historia, la filosofía, la literatura…!
  8. Para fomentar la escucha y la reflexión: dos capacidades clave a la hora de discutir y debatir ideas desde el respeto.

Tal y como explican los expertos, aprender y enseñar humanidades va mucho más allá de memorizar fechas y nombres. La red está repleta de experiencias de docentes y centros que saben la importancia de este área de conocimiento y que pueden servirte de inspiración para tus clases. Te seleccionamos unos cuantos recursos para que puedas empezar:

  • En el blog de Joan Santacana encontrarás un montón de geniales artículos para trabajar las humanidades a través de interesantes unidades didácticas de ejemplo, como este para aprender a utilizar las fuentes. ¡Echa un vistazo!
  • En este artículo que publicamos en Tiching te proponemos algunas ideas para trabajar la filosofía como herramienta para formar el pensamiento lógico de los estudiantes, y en este otro recogimos también un buen puñado de iniciativas e ideas para potenciar el sentido crítico a través de la filosofía.
  • Y si buscas algo para reflexionar, es interesante descubrir el punto de vista de la filósofa Martha C. Nussbaum en su libro Sin fines de lucro. Por qué la democracia necesita de las humanidades. Se trata de todo un manifiesto en defensa de la educación humanística como pieza clave para una ciudadanía empática y con pensamiento crítico.

Literatura, filosofía, música… son disciplinas que nos completan como personas y que nos enseñan a comprender la compleja realidad del mundo. Y tú, ¿qué opinas de ello? ¡Comparte tu punto de vista con nosotros y la comunidad Tiching!

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Comentarios(3)

  • Juan Manuel Juárez Montoya

    Según entiendo se trata de darle el magno valor que requiere la educación priorizando el aspecto humano. Sin embargo es necesario reconocer que el ser humano por tradición o costumbre esta educado para defender o debatir sobre un solo tema; como en este caso el aspecto humano.
    En realidad lo que se necesita es aprender a defender o equilibrar el currículo en forma global viendo todos los aspectos por igual, es decir, si en este artículo se compara la tecnología con las humanidades no se puede dar prioridad a una corriente en perjuicio de otra, porque es seguir viendo los problemas desde un solo punto de vista. De ahí que el profesor no entienda ni quiera entender los conceptos de hace 6 años como son interdisciplinar y transdisciplinar prefiriendo irse por la transversalidad con miles de toneladas de papel que no sirvieron de nada, salvo para presumir lo ortodoxo que resulta una persona al hablar de educación sin llegar a ponerse de acuerdo ante el cumulo de información tanto de pedagogía como de didáctica.

  • WENDINORTO RIVAS

    Humanizar la educación en una sociedad violenta, compleja y explotadora es un reto de los sistemas educativos.Es necesario que el docente sea humanizado en un escenario adverso y crítico.

  • En el lugar donde vivo yo,entiendo que desde hace muchos años el currículum quedó vacío de contenidos tanto en lo humanístico como en lo tecnológico,donde los gobiernos tanto nacional como provinciales recurrieron a políticas compensatorias y así aparecieron distintos programas con financiamiento propio formando como un subsistema paralelo al sistema normal. Lo malo de ésto, es que se incluyeron personal sin formación académica adecuada. Los resultados catastróficos ya conocidos evaluados en las pruebas PISA o en los operativos naturales de evaluación nacional. Serios problemas de lectoescritura y comprensión lectora y cálculo que forman una barrera con altos porcentajes de deserción escolar y sus consecuencias lógicas. Otra cuestión importante es la desnutrición infantil que le impide al niño acceder a los aprendizajes significativos por falta de desarrollo del sistema nervioso en especial el cerebro, con lo cual cualquier metodología aplicada en el aula no tiene resultados positivos. Creo que las metodologías funcionan cuando encuentran un campo propicio para hacelo. Estimo que los estadistas deberían trabajar con realidades dirigiendo los esfuerzos de todo tipo hacia esos aspectos con responsabilidad. Hay mucho para mejorar.

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios