¿Por qué piensa que la filosofía es una materia que se debe impartir en la escuela? ¿Y la música?
SÍ. La filosofía es una materia importante para desarrollar las dotes de razonamiento y de diálogo. Para aprender a leer, a escribir y a comprender; a argumentar y a debatir. Para adquirir un sentido crítico y de responsabilidad. Para tener voz propia. La música también tiene que estar muy presente en las escuelas. Y se tiene que aprender practicándola.

¿Qué se aprende de la música más allá de lo obvio?
Con ella se adquieren buenos hábitos, se aprende a trabajar individualmente y en conjunto, se acostumbra uno a estar y presentarse delante del público y al reconocimiento social; se desarrolla la sensibilidad, la escucha, la atención y el valor y la recompensa del esfuerzo. Asimismo, la música permite el desarrollo global de las capacidades cognitivas del cerebro. 
La filosofía y la música (o la música y la filosofía), permiten el desarrollo de una personalidad donde lo racional no rehúye lo emocional; lo físico no se opone a lo intelectual y lo individual no choca con lo colectivo.

¿Cree que tanto la filosofía como la música pueden desarrollar competencias para la vida?
Rotundamente.

¿Cuáles?
Las competencias básicas de la inteligencia y de las emociones, y, por encima de ello, competencias de sociabilidad.

¿Pueden trabajarse de forma conjunta ambas disciplinas dentro del aula?
En el aula se deberían practicar la plástica y la música como asignaturas troncales hasta la adolescencia. También la filosofía se puede desarrollar desde muy pequeños. ¿Se pueden trabajar conjuntamente? Se pueden trabajar muchos aspectos conjuntamente ya que la música desarrolla la memoria y las emociones y permite estructurar bien el lenguaje hablado (por ejemplo conjugando palabras y música). Tocando música dialogada se puede aprender a escuchar y a respetar al otro. Interpretando conjuntamente, a sentir al mismo tiempo y a comprender conceptos como el de identidad y el de pertenencia (mediante la vivencia de la empatía).

¿Qué más?
También a discernir sobre lo bello y lo siniestro o expresar emociones y penetrar en épocas históricas partiendo de la vivencia musical. Mediante la canción improvisada y el rap se aprende a pensar con agilidad y a debatir con respeto, ironía y humor. Con la música se puede transmitir valores; y mediante el conocimiento de músicas de otras culturas y épocas a interiorizar sus valores… Hay múltiples posibilidades. La música, la danza y la palabra son elementos fundamentales para el ser humano.

¿Cómo afecta la música al cerebro?
La música es la disciplina artística que provoca una activación más global de todas las áreas del cerebro humano y también la más emocional. Por tanto, crea y vigoriza sus redes. Organiza el cerebro. Y, con ello, permite desarrollar, también, de una manera más óptima otras disciplinas o actividades como las matemáticas. Influye en lo físico y en lo mental; en lo cognitivo, lo emocional y lo social.

¿Cree que hay músicas más adecuadas que otras para ayudarles?
No específicamente. Pero, sobre todo dentro del ámbito educativo, debe promoverse la práctica musical. Ciertamente, hay música más compleja y más simple y música más buena y más mala. Y hay determinados estilos musicales que utilizan letras violentas y machistas y por ello deben evitarse.

¿Qué recursos propondría a los docentes para introducir la música en las aulas?
Hoy en día hay muchos recursos tecnológicos al alcance para poder trabajar el aprendizaje y la práctica musical en grupo. De todas formas, depende de cada proyecto. He conocido proyectos basados en la música clásica; otros en la música rock; otros en la creación de musicales; en la música coral… Cada caso es distinto. Sí que se necesitan buenas instalaciones en los centros educativos. Y esa es, junto a la falta de horas lectivas en música, una carencia muy grande.

¿Por qué el canto en grupo es tan beneficioso?
Por muchos motivos sociales y de reconocimiento del propio cuerpo. Porque ayuda a organizar el habla y a trabajar en comunión.

Vamos con la filosofía… ¿A qué edad podemos empezar a trabajarla en el aula?
Hoy en día ya existen muy buenas experiencias con los alumnos de primaria. Por tanto, no hay ningún problema. Eso sí, se deben conocer las características de ese alumnado y es muy importante la motivación del profesor.

¿Cree que la filosofía es una herramienta para afrontar la actual crisis de valores?
La filosofía permite aprender a convivir con los valores y a conocerlos mejor. También a hacerse consciente y a convivir con la crisis de los valores; y a salir de la crisis. Es decir, a no tener miedo del cambio ni de la fragilidad (propia y/o de los valores). A trabajar y a compartir valores. Y a enseñar que los valores cambian y nos cambian. La filosofía no es un manual de recetas ni un frasco de pastillas mágicas; ni debe serlo. Es una caja de herramientas para tratar con los valores, para conocer los propios valores, para confrontar valores.


Si te ha gustado la entrevista a Joan Cuscó, no te pierdas la de Jordi Nomen: “No tener Pensamiento crítico implica ser más fácilmente manipulable”

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Comentarios (1)

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios