Cómo conseguir que todos tus alumnos participen en clase

David Soria

Maestro bilingüe y formador de profesores. Soy el creador de www.teachingsolutions.es, un proyecto que busca mejorar la formación del profesorado mediante cursos de aplicación práctica en el aula.

A menudo oigo quejas de compañeros docentes refiriéndose a sus alumnos. Utilizan expresiones como “nada les motiva”, “siempre participan los mismos”, “no se escuchan entre ellos”… ¿Has sentido esto en tus clases alguna vez? Entonces, este artículo te interesa, y mucho.

Hoy trataremos una de las técnicas docentes más eficaces para conseguir que todos los alumnos participen en la clase en todo momento. Una técnica utilizada por profesores con éxito en sus carreras:  A Puerta FríaParticipación en clase | TichingCuando preguntamos a los alumnos en clase para repasar conceptos ya aprendidos, o para comenzar una lección a partir de lo que los alumnos ya saben, tenemos que tomar decisiones muy rápidas para gestionar quién y cuándo participa. ¿A quién pregunto? Si pregunto a Lucía, dará la respuesta que estoy buscando para desatascar la situación incómoda que se está creando. Si pregunto a Pablo, es probable que no sepa la respuesta, pero necesito que participe como los demás. Si pido voluntarios, sólo unos cuantos alumnos que avanzan más rápido que el resto contestarán. Si no lo hago y elijo a alguien que no conoce la respuesta, parecerá que le pregunté para pillarle, nada más lejos de mi intención, necesito tener una buena relación con ese alumno en concreto… ¿Hay alguna forma de acertar? La respuesta es SÍ. Te explicamos cómo.

La idea es sencilla. Necesitas un sistema en el que cualquier alumno sienta que se le va a preguntar, independientemente de que levante la mano para participar o no. Un sistema en el que la pregunta no va dirigida a un alumno en particular sino a todos y cada uno de los alumnos de tu clase. Un sistema en el que todos tienen que pensar una respuesta porque existe la posibilidad de que tengan que participar activamente. En definitiva, un sistema que deja claro que tienes expectativas positivas de todos tus alumnos. A ese sistema lo llamamos “A Puerta Fría”.

¿Cómo funciona la técnica A Puerta Fría?

Para que todos los alumnos sientan que cuentas con su participación, lo primero que tienes que hacer es preguntarles independientemente de si han levantado la mano para participar o no. Este es el proceso a seguir cada vez que haces una pregunta:

  1. Formulas una pregunta a toda la clase.
  2. Dejas pasar un par de segundos.
  3. Sólo entonces eliges a quien debe contestar, tanto si había levantado la mano como si no.
  4. Puedes utilizar un sistema para elegir nombres al azar. Hay aplicaciones informáticas que te ayudan en este sentido. Si prefieres un sistema más tradicional, puedes escribir los nombres de todos los alumnos de la clase en palos de polo e ir sacándolos.

¿Qué beneficios aporta esta técnica a tu clase?

  1. Con la técnica A puerta fría puedes comprobar si cualquier alumno de la clase te sigue en cualquier momento. Si utilizas esta técnica con regularidad, será percibida como algo normal por los alumnos. Crearás una cultura de esfuerzo y responsabilidad que hará que disfrutes de tu labor docente.
  2. Con la técnica A puerta fría no tienes que perder tiempo buscando manos de alumnos que quieren participar. No tienes que preguntarte si aquellos que eligen no participar lo hacen por falta de conocimiento, motivación, presión de los compañeros o cualquier otra razón. Simplemente, el no participar no es una opción cuando utilizas esta técnica sistemáticamente. Veamos un ejemplo común en las aulas:
    • Profesor¿Puede alguien decirme qué se perseguía conseguir con los tratados de Roma de 1941? Estoy viendo las mismas 4 manos todo el rato. ¿alguien más se anima? Desde el punto de vista del alumno la situación no invita a la participación. Si las mismas 4 personas son las que participan, será que la pregunta es especialmente difícil, así que, incluso si cree saber la respuesta, lo lógico y prudente es que se la reserve para sí mismo y compruebe más tarde si estaba en lo cierto o no. Eso en el mejor de los casos.Desde el punto de vista del profesor, esta escena es una pérdida de tiempo y además es una situación frustrante. Hace que se rompa el ritmo de la clase, con lo cual, más alumnos desconectarán de la explicación.
  3. Con la técnica A puerta fría conseguirás que tus alumnos se esfuercen en sus tareas de clase. Les estás dejando claro que te importa su opinión y lo que saben. Una vez terminen su trabajo serán expuestos a compartir lo que han hecho con el resto, tanto si se han esforzado como si no.
  4. La técnica A puerta fría hace que alumnos tímidos se sientan más seguros. Para quien no haya utilizado esta técnica, puede parecer algo estresante. Al fin y al cabo, cualquier alumno tiene que estar alerta en todo momento. Sin embargo, no es así, al menos si se implementa de forma eficaz. Esta técnica es una forma de dar seguridad a aquellos alumnos que quieren participar pero que son demasiado tímidos para hacerlo. Les da seguridad el saber que su profesor cuenta con ellos aunque la mano de Lucía se levante en todas las preguntas. Es una forma de hacerles entender que todos los alumnos tienen la oportunidad de brillar en tu clase.
  5. La técnica A puerta fría es quizás la que más cambia la cultura de una aula. Mejora la gestión del aula en todos sus aspectos y consigue la participación de todos tus alumnos. Una vez los alumnos interiorizan la idea de que se les puede llamar en cualquier momento, tienden a esforzarse más para no descolgarse de la mayoría de la clase. De la misma forma, como docente, esta técnica te permite medir si tus alumnos te siguen en todo momento. Es fácil pensar que la clase te sigue sin problemas a partir de la respuestas de los alumnos que levantan la mano. Esta forma de actuar te pasa factura cuando llega la hora de una evaluación formal y descubres que sólo unos cuantos alumnos se han enterado de lo trabajado en clase.

¿Cómo implementar la técnica A puerta fría para que funcione bien?

  • Crea un hábito. Para que esta técnica funcione bien, hay que entender que es una medida preventiva ante las distracciones. Mantiene a los alumnos en guardia e interesados en los contenidos planteados en todo momento. Si tus alumnos ya se han distraído, la técnica funcionará mucho peor. Es muy importante que no entiendas esta técnica como una forma de disciplinar a tus alumnos, sino como una forma de conseguir su atención e implicación. Si haces que tus alumnos se acostumbren a esta técnica, responderán anticipándose a las preguntas. Si sólo implementas la técnica de vez en cuando, parecerá que vas a “pillar” a tus alumnos.
  • Céntrate en el sistema, no en las personas. Llama a todos los alumnos sin distinción. Puedes tener un sistema en el que llamas a tus alumnos al azar. También puedes guiarte por tu instinto, pero no pierdas tiempo en pensar quién debería contestar, sino más bien en que todos los alumnos contesten en su cabeza.
  • Mantén una actitud positiva. Incluso aquellos alumnos que no suelen contestar a tus preguntas, se ven forzados a responder. Por tanto, es muy importante que des refuerzo positivo a todo aquel que participa. La idea es que los alumnos respondan correctamente, no que aprendan una lección a base de equivocarse. De hecho, si se equivocan, el que aprendes eres tú como docente, pues tendrás que revisar cómo estás explicando el contenido y por qué algunos alumnos no te siguen.
  • Aumenta la dificultad poco a poco. Puedes comenzar con una pregunta sencilla y subir la dificultad de las preguntas poco a poco. Una forma eficaz de practicar esta técnica es a base de formular una serie de preguntas muy seguidas que aumentan su dificultad, de manera que los alumnos se sienten retados intelectualmente por cada nueva pregunta.

La técnica A puerta fría es posiblemente la técnica más eficaz para cambiar la cultura del aula. Se cambia desde una dinámica en la que sólo algunos alumnos participan a otra dinámica completamente distinta en la que, en primer lugar, todos los alumnos participan y en segundo lugar, las expectativas de participación son altas para todos los alumnos. Pruébalo en tu clase, notarás un cambio enorme, a mejor, desde el primer día.

Comentarios(27)

  • No me parece interesante. No es sistemática ni tiene originalidad.

  • ¿Y qué tal montar equipos de trabajo en el aula y que no sea uno sólo el que responda?, suscitar el trabajo en equipo, el debate y el consenso para dar la respuesta. Si a esto le añades un estímulo como puede ser conseguir puntos, insignias o cualquier otro elemento de gamificación creo que resultaría muy enriquecedor. El reto en este caso es conseguir que los equipos sean lo más homogéneos posibles. Existen además herramientas que pueden ayudar y hacer aún más atractivo el cuestionario: formularios de Google, kahoot o socrative, pero esto es un plus, no es estrictamente necesario el uso de tecnología, también puede implementarse de una forma tradicional.

  • Edi Omar Audelo Gastelum

    Muy buen recurso educativo para practicarlo con mis alumnos, gracias.

  • Genial ahora se el nombre “A puerta fría” creo que la mayoría de docentes la hemos utilizado adaptándola a las necesidades grupales pero hoy aprendí su nombre y la técnica correcta para emplearla mejor.

  • GUERRA CARO JAMES WALBERTH

    Gracias x estar siempre apoyando a la educación, amigo@s !!!

  • Interesante, yo aplico una técnica parecida para despertar el interés y todos los estudiantes participen y les ayudan a una mejor interacción entre compañeros y en equipos.

  • Joaquín García Andrés

    Gracias por tu aportación. Me parece una idea muy válida porque, de algún modo yo la utilizo en el aula sin saber que se denominaba “A puerta fría”. Y como tú bien dices, ¡funcional!

  • Pilar Roxana Tomaylla Lezama

    Efectivamente es una técnica ya conocida, sin embargo vale la pena insistir en aplicarla, y es que, aún hay estudiantes que por uno u otro motivo se distraen en las aulas. Gracias por recordarnos la aplicación de esta interesante técnica, de seguro que todos los estudiantes participarán si los docentes estamos siempre interesados en sus respuestas y los estimulamos a seguir vertiendolas, superando sus temores y timidez.

  • Esta bien su estrategia… como yo soy profesora de ingles en primaria y secundaria mi estrategia en primaria aparte de que los estudiantes repitan despues de la maestra., les realizo varios concursos y les regalo estrellas bellas. tambien motivo a los niños en su proyecto de aula siempre entreno a los niños a hablar ingles en una dramatización en ingles divertida y finooooooooo
    y en secundaria realizo ejercicios con ejemplos., luego coloco los ejercicios y las respuestas son a veces orales o a veces lo hacemos en el pizarron salen varios estudiantes y se les aplaude asi se ven motivados

  • Muy interesante, convertirlo en hábito

  • Coincido con que no es nueva, pero creo que a alguno le puede servir. Creo que el tema detrás de ese alumno que se resiste hasta con esta técnica no es la falta de interés, muchas veces este es apenas el síntoma de problemas de falta de percepción de autoeficacia o autoestima ¡Y allí está el arte de la comunidad escolar!

  • Nada nuevo bajo el Sol, hoy tenemos que preparar a l@s estudiantes para la vida y no convertirl@s en meros repetidores de información, por lo que leí se trata de un curso de fantasía, como los de comercial, aterricemos.

  • Ana Rodríguez Campo

    Si, esa técnica yo la vengo utilizando desde hace veinte años en todos los cursos de formación del profesorado aunque no la llame así. Hay que complementarla con repartir la mirada entre tod@s.

  • Gracias! Pero es algo que se hace ya como rutina. Buscamos la participación de todos!!! No llego a comprender cuál es la técnica… siempre existe la dificultad con quién no trabaja en clase, no le interesa la materia…

  • Concepción López

    Me parece una buena idea, gracias por compartirla. Respecto a los que dicen los compañeros en sus comentarios, creo que no es para tanto lo único que tu buscas es aportar con algo para mejorar la atención de los aprendientes en el aula, no creo que se trate de hacer lo de siempre o ejercer presión en ellos, considero positivo tu aporte, así si es que tienes algo más compártelo.

  • Igual es que no lo entendí bien, pero lo que leo como “Puerta fria” es lo que se ha hecho toda la vida en la escuela. Por cierto, el concepto *puerta fría” viene de una técnica de venta, que significa que tocas en una casa sin saber si están interesados en lo que vendes…curioso llevar ese concepto al aula.

  • Hola Iván,
    Como bien dices, ese caso es una situación de acoso. Este tipo de técnicas no te pueden ayudar. Creo que deberías consultar con un orientador escolar o un psicólogo especializado en niños porque es un tema muy delicado.

  • Hola Isaac,
    Con este sistema, la participación no es opcional. Cuando a uno se le llama participa. Si responde de forma incorrecta o con un “no sé”, tendrías que utilizar otra técnica llamada “sin escapatoria” https://teachingsolutions.es/sin-escapatoria.html

  • Hola Juana Rosa,
    Yo te prefiero que los palitos no regresen a la caja, para que todo el mundo tenga oportunidad de participar. Si quieres que algún alumno en concreto repita participación, simplemente llámalo sin usar el sistema de palitos.

  • Juana Rosa Delgado Alvarado

    ¡Interesante! la técnica y qué puedo hacer con aquellos que no contestan? Si trabajo con lo palitos y hoy día participaron 4 estudiantes, esos palitos vuelven a la misma caja?. Espero su respuesta.
    Gracias.

  • Pregunta
    Y si el alumno, no quiere contestar? Sigue cansado, no durmio bien, no se alimento como uno quisiera, no esta ni ahi.
    A lo mejor hay que tener un incentivo,? Un puntaje para la sgte evaluacion, reconocimiento, etc.
    Tengo esa consulta, mas bien aparte que entiendo bien vuestro razonamiento, igual deberiamos promover la participacion de todos nuestros estudiantes, esa es la gracia, pero y si no tiene ganas de responder?

  • Ivan Cazares Alvarez

    Buenas tardes, me podría ayudar con una situación que me esta pasando.Un estudiante se equivoca durante la exposicion de un trabajo y los compañeros se burlan, luego el joven ya no desea intervenir mas. como podria prevenir
    esta situacion de acoso

  • Hola Luis Alberto. En primer lugar, te confieso que jamás he trabajado con un grupo tan numeroso como el tuyo. Enhorabuena, no creo que pueda hacer lo que tú haces. De todas maneras me aventuro a aconsejarte. Para no hacerte un lío sobre a qué alumnos has llamado ya, puedes probar a escribir sus nombres en unos palos de paleta e ir sacándolos de un tarro. Alternativamente, si te gustan las nuevas tecnologías, la aplicación Class Dojo, te permite hacer algo similar mediante una función en la que el propio programa elige un alumno al azar por ti, para que no tengas que pensar. Un abrazo.

  • Hola Marta. Estoy de acuerdo contigo. Es tradicional y hasta de sentido común. Sin embargo, cuando se observa a docentes en su trabajo muchos olvidan algo tan sencillo como esto. No es evidente para todo el mundo.

  • Pero no explicas la técnica. Simplemente lo que dices es preguntarle a todos tras dejarles pensar hayan levantado o no la mano. Algo tradicional en mi opinión

  • Luis Alberto Ramírez Urtecho

    El contexto escolar donde laboro el número de alumnos en el aula es muy numeroso (50) he aplicado está dinámica (sin conocer el nombre) pero algunos alumnos siguen sin participar o por la cantidad siempre hay alguien que se pierde entre la multitud… Algún consejo.
    Saludos desde Yucatán México

  • y cuál es la técnica????

Ver más

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios