¿Cuál es la labor de la Fundación Raspberry Pi?
Es una organización educativa que pretende incentivar y animar a los jóvenes a programar. Pero antes de entender lo que hacemos debemos conocer los antecedentes educativos en Gran Bretaña.

Cuénteme…
El hecho es que en los últimos 15 años en Gran Bretaña no hemos enseñado programación en la escuela y hemos perdido el talento que teníamos en esta disciplina. Contábamos con ingenieros y científicos muy bien cualificados pero, de repente, los jóvenes que llegaban a la universidad tenían un nivel muy bajo y sólo se les requerían las habilidades más básicas.

Y aquí es donde entran ustedes.
Sí, bueno, desde la Fundación pretendemos recuperar esa época brillante, animando a los jóvenes a interesarse por estas ciencias y ayudando al desarrollo de nuevas generaciones con altos conocimientos en programación y codificación.

¿Cuál cree que es el motivo del declive en el nivel de los jóvenes?
Nadie lo sabe realmente pero, a finales de los años noventa, el plan de estudios se modificó y se aplicó la asignatura llamada “ICT” que consistía en enseñar a utilizar el Word, Excel, escribir páginas web… En definitiva, con esta asignatura se desarrollaban habilidades muy básicas y se perdía potencial.

¿Cómo han ayudado a solucionar este problema?
Observamos que uno de los problemas era que los ordenadores eran demasiado caros, lo que provocaba que muchos padres no podían permitirse comprar un ordenador a sus hijos para que experimentaran con ellos. Entonces sentimos la necesidad de encontrar una plataforma, semejante a esos viejos equipos domésticos, para incentivar el desarrollo de un entorno de programación.

Y así nació la herramienta Raspberry Pi. ¿En qué consiste?
Se trata de un diminuto y barato ordenador, del tamaño de una tarjeta de crédito, que se conecta a un televisor y a un teclado. Esta herramienta permite aprender a programar accediendo de forma más económica a todas las aplicaciones que pueden desarrollarse con un PC. Puedes crear, jugar y experimentar con él sin riesgo de estropearlo, por lo que es fantástico para animar a los niños y niñas.

¿Es sólo para niños y niñas?
Inicialmente estaba destinado a que los más pequeños aprendieran a programar, pero el proyecto ha superado las expectativas y ha ido más allá. Actualmente es una herramienta utilizada por niños, profesores y gente de todas las edades y sectores.

¿Qué habilidades pueden desarrollarse con esta herramienta?
Lo más fácil sería decir que desarrollas habilidades en programación y codificación… Pero no se trata sólo de esto. Nosotros queremos incentivar a pensar.

¿Y cuál es su potencial?
El potencial es todo lo que está en tu cabeza. Si tienes una idea, puedes hacerlo con Raspberry Pi. Además, tenemos una fuerte comunidad, con la que puedes intercambiar ideas, proyectos y consultar todo aquello en lo que tienes dificultades. De esta forma, evolucionamos juntos y el potencial es enorme, especialmente a nivel educativo.

¿Están los profesores preparados para utilizar este tipo de herramientas?
Sí lo están porque, al fin y al cabo, es como un ordenador. Actualmente en Gran Bretaña hay muchos profesores que han perdido las habilidades para manejarlos porque en la escuela se les enseñó lo más básico, pero no es culpa suya… Si no se enseña a los docentes a utilizar las nuevas tecnologías, ellos no podrán trasladar estos conocimientos a sus alumnos.

¿Cuál es la importancia de enseñar programación a niños y niñas?
Es esencial, especialmente para las niñas… Si no consigues captar su atención de pequeñas ya las has perdido, simplemente porque la sociedad ha creado el tópico de que las ciencias e ingenierías son para chicos. A ellos les gusta más tomar riesgos y las chicas tienden a ser más creativas, es una generalización, pero se cumple.

Pero parece muy difícil programar, y enseñarlo a niños tan pequeños…
Parece difícil porque no lo hemos aprendido desde pequeños, pero a los niños no les importa experimentar y probar. Los adultos tienen miedo a presionar un botón del ordenador por miedo a que explote, los niños no. Y debemos aprovecharlo.

¿Cuál es la importancia de las nuevas tecnologías como Tiching para el aprendizaje de los niños?
Todas las herramientas que ayuden a pensar son muy importantes porque permiten al usuario ser el creador y no el consumidor. Personalmente, creo que estas tecnologías son esenciales ya que actualmente nos limitamos a ser consumidores y debemos ser creadores.

Finalmente, ¿cómo le gustaría que fuese la educación del futuro?
Me gustaría que llegara el día en que me sentara con otros profesores y no me mirasen mal cuando plantee que la solución de un problema pasa por  la programación. Me gustaría que llegase un momento en que, aunque los profesores tuvieran dificultades en el uso de herramientas para programar y codificar, supieran que existen y para qué son… Y que todo el mundo alcanzara unas habilidades de programación básicas.

¿Llegará ese día?
Creo que el futuro será mejor de lo que es actualmente. Soy optimista, si no, no tendría este trabajo…

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios