La implicación se consigue con espacios de participación

Marta Mingot Pallés

Responsable del área pedagógica de la FEDAC. Desde siempre he trabajado con personas y para personas. Considero que poder desarrollar mi dimensión profesional en el ámbito educativo en la actualidad es un reto apasionante.

Actualmente la innovación educativa es un tema que está muy presente en nuestra sociedad, en los medios de comunicación, en las redes sociales, o en iniciativas que se agrupan para llevar a cabo un proyecto conjunto de innovación educativa. Somos muchos los que hoy nos ocupa el tema de poder contribuir a la mejora de la educación de nuestro país.

En FEDAC, desde hace algunos cursos, estamos trabajando en un nuevo planteamiento del paradigma educativo. La introducción de internet en las aulas fue un punto de inflexión, que nos llevó a plantearnos cuál debería ser el rol del alumno y de los docentes, los contenidos del currículum, la metodología, la evaluación, la organización en el aula, etc.

Pasión por educar

Partiendo de esta premisa y considerando que un cambio de paradigma es posible cuando se crea una cultura de interdependencia y de visión compartida, nos marcamos el reto de iniciar un proceso participativo, para construir una visión conjunta del cambio educativo que queríamos. Informamos de nuestro propósito a los diferentes sectores que forman parte de nuestro entorno: alumnos, docentes, monitores, personal de administración y servicios, familias, entidades colaboradoras…  y creamos espacios para escuchar sus anhelos, dudas, miedos y sueños al respecto.

Este proceso participativo al que pusimos por nombre #avuixdemà se realiza en cinco fases:

1. Motivación
Iniciamos el recorrido con la colaboración de dos docentes por escuela, eran los nodos de una red, los Agentes Impulsores de la Participación. Ellos se encargaron de animar y promover la intervención de los diferentes estamentos y colaboradores en las 24 escuelas de FEDAC, así como de recoger todas sus  aportaciones. En estas sesiones pretendíamos recoger propuestas para innovar, para emprender nuevos retos y para consolidar nuestra misión y valores como opción educativa de futuro.

2. Catalogación

Posteriormente se formó la comisión #avuixdemà, encargada de analizar y sintetizar las aportaciones.  La tarea de agrupar todas las propuestas fue compleja, porque era importante considerar cada una de ellas, por continuistas o disruptivas que pudieran parecer.

Todas las propuestas se categorizaron en 24 retosque se agruparon en cuatro ámbitos, todos ellos inspiradores de nuestro proyecto educativo.

infografia 24 reptes_CENTRAT

3. Implicación
Se crearon grupos de trabajo entre los miembros de los equipos directivos de todos los centros. Se organizaron en sesiones de trabajo presenciales o virtuales a través de Google Apps: Hangout, Drive…, con el objetivo de dar significado a los diferentes retos.

4. Difusión
Una vez definidos los retos, elaboramos el cuaderno Educar #avuixdemà y acordamos hacer una amplia y extensa difusión de ellos y del cambio sistémico que suponen. Lo hicimos a través de un acto inaugural, Congreso Educar #avuixdemà, abierto a familias, instituciones,  empresas colaboradoras y a todos aquellos que nos quisieron acompañar. Este acto ha tenido continuidad con sesiones congresuales, que estamos realizando en diferentes ciudades de Cataluña.

A su vez optamos por una amplia difusión a través de redes sociales (Facebook, Instragram, Twitter) y otros medios de comunicación.

Participación de los profesores

5. Concreción
En la actualidad el equipo directivo de cada escuela, junto con dos miembros impulsores del claustro, han planificado espacios abiertos de debate y participación (Equipos de Concreción de Ideas), para poder trabajar los 24 retos. Este es un proceso para continuar avanzando en el proceso de transformación que ya está iniciado en las escuelas y para poder aportar respuestas concretas a los retos. Consiste en proponer acciones atrayentes para cada reto, ya sean grandes acciones o microacciones. Todas ellas pueden ser contribuciones valiosas para hacer realidad y consolidar el nuevo proyecto.

Estas contribuciones se pueden hacer a través de sesiones presenciales, o del correo electrónico y/o del Drive. También existe la posibilidad de depositar propuestas en las recepciones de los centros en unos expositores abiertos. 

¿Por qué este proceso?
Consideramos que compartiendo la visión estratégica con las personas implicadas, priorizando el proceso a los resultados inmediatos y aportando acciones de cambio de forma participativa, conseguiremos un paulatino cambio de cultura, superando hábitos y círculos de confort. A la vez que potenciamos el sentimiento de pertenencia y afianzamos el cambio sistémico que pretendemos para conseguir un mañana educativo mejor.
Te animamos a replicar esta experiencia estimulante y apasionante para todos los participantes protagonistas del cambio educativo ¡PASIÓN POR EDUCAR!

ESQUEMA PROCESO

Comentarios(4)

  • Por fin podremos criticar a las editoriales? Editan kilos de libros que no sólo plantean los temas de manera poco clara, también ejercicios indescifrables para los padres a quienes en la mayoría de los colegios les encomiendan que hagan hacer los deberes a sus hijos. Además los diferentes tipos de letras que plantean como modelo para los primeros cursos, llenos de rulos innecesarios, que la mayoría de los niños copian exagerando esos rulos y sin saber coger bien los lápices.

  • Augusto Najarro Rojas

    Artículo de opinión muy interesante el trabajo en equipo tiene resultados muy efectivos para cambiar la forma de trabajo e innovar.

  • Creo fielmente que es el camino para llegar a nuestros alumnos de hoy. La pasión por educar es lo que debería movilizar a nuevos retos y cambio de paradigma para lograr aprendizajes reales

  • Una reflexión muy acertada. Suscribo lo que expone la compañera.

Ver más

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios