Cuanto más enseño, más aprendo

Martha I. Fortier

Soy profesora de Español, doctora en Educación, currículo y enseñanza y Coach/mentora profesional de International Federal Coaching. Optimista por naturaleza y convencida de que los valores son la clave para una mejor educación.

Ser maestro es una de las profesiones más nobles que existen. Es una gran responsabilidad porque tienes en tus manos la facultad de formar positivamente a tus estudiantes. La profesión se elige por vocación porque no hay manera de que sea efectiva si no se siente o se anhela impartir la enseñanza. Si hubiese un propósito diferente, se desvirtúa la razón de ser maestro.Aprender y enseñarPara el maestro es imprescindible conocer a sus estudiantes, visualizarlos como seres únicos respetando sus diferencias y virtudes. Ver en cada uno, el gran potencial que poseen, validarlos acorde con sus fortalezas y los logros que van obteniendo durante la experiencia educativa.

Algo particular de ser maestro es que los años de experiencia te van revelando que cuanto más enseñas a tus estudiantes, más aprendes de ellos. Esto surge cuando conscientemente te enfocas en descubrir sus valores, a respetarlos como seres individuales pensantes y a validar su potencial para aprender, descubrir y crear. También aprendemos de ellos cuando representan desafíos de aprendizaje, conducta, situaciones sociales de su entorno que no permiten el desarrollo pleno de la educación. Es aquí cuando se separa la teoría de la práctica y la realidad que los rodea.

Aprendes de ellos, que las teorías, estrategias y métodos educativos son una buena base para la enseñanza, pero estos deben ser adaptados al entorno real y la necesidad del estudiante. Que el maestro no solamente llega a la sala de clases a enseñar el contenido de la materia, sino que además aporta al desarrollo moral del estudiante a través del modelaje positivo y el ejemplo.

Se aprende que el estudiante también reconoce tus fortalezas y debilidades como maestro y que se percata del esfuerzo que hace para compartir el conocimiento en la sala de clases. Al estudiante le gusta el maestro preparado con una diversidad de actividades, bien documentado en el contenido y que demuestra dominio y disfrute de lo que enseña. Conocer al estudiante es un desafío constante para el maestro, porque lo lanza a la investigación y a la educación continua. Es imperante estar bien preparado y al día para lidiar con el acceso que tienen hoy día los estudiantes a la información y al conocimiento.

No hay duda que ser maestro es siempre una ganancia. Es un privilegio poder compartir conocimientos, vivencias, experiencias y valores con los estudiantes. Es un privilegio aprender de ellos y saber que nunca dejarás de hacerlo porque mientras más enseñas, más aprendes.

Comentarios(12)

  • Hola Martha,

    (Soy una estudiante de español, lo siento para algunos errores!)

    Estoy en acuerdo con sus pensamientos sobre el enseñando de estudiantes, especialmente la importancia de ser un modelaje positivo para el desarrollo moral de los alumnos.

    No menciona en su blog las edades de sus estudiantes. Si enseña a los estudiantes adultos, tiene consejo diferente para ellos?

    En la próxima entrada, me gustaría que Ud. escribiría sobre algunas experiencias ha tenido con los estudiantes universitarios.

    ¡Estoy emocionada de leer mas de sus ideas en el futuro!

    Con respeto,
    Stephanie

  • Joaquín García Andrés

    Me ha encantado tu reflexión, con la que estoy muy de acuerdo. Sigue alimentando la ilusión de quienes compartimos contigo profesión y propósitos, aunque no tod@s lo hagamos de la misma manera.

  • Carmita Quezada

    Linda apreciación de la docente, le pone mucho amor a su vocación y sobre todo al estudiante, porque es el difícil yel complicado el q nos obliga a investigar e incentivarlo a interesarse en el conocimiento. Felicitaciones y exitos. Dios le bendecirá por el apoyo a sus estudiantes. Saludos desde Portovelo-Ecuador. Soy jubilada, pero sigo leyendo.

  • Roberto Rasgado Cacique

    ¿Sabes que el docente de hoy ya no debe enseñar?ya no debe ser un transmisor de conocimientos, un buen docente es aquel o aquella que logra interesar a sus alumnos en una situación de aprendizaje, que es capaz de concentrar a sus alumnos de tal manera que sientan la emoción de ser constructor de su propio conocimiento, que al descubrir estrategias de solución con sus pares, sienta la felicidad al comprobar que tiene un alto potencial que no se le ha permitido demostrar, cuando logras palpar la alegría de tus alumnos en el trayecto de solución o a la hora de socializar sus aprendizajes, en esos momentos sientes que has logrado tu objetivo. Es necesario permitirles equivocarse, es importante tener diferentes rutas de solución porque eso enriquece los saberes, debes aprovechar los errores para una reflexión, es la oportunidad para rectificar y corregir o defender tu ponencia con argumentos. Sólo de esa manera podrás lograr que tus alumnos sean constructivos, críticos y analíticos, pero sobre todo libres de la guia del maestro. Gracias.

  • Ser maestro es entregarte íntegramente a tus estudiantes, al sistema, a tratar de moldear al futuro de la sociedad. Comparto y valido este material ya que me identifico totalmente y agregaría un punto mas a lo que dice la colega zullay espacios donde desarrollemos, motivemos, la creatividad

  • Tengo 65 años y no puedo dejar de estudiar y de ayudar a aprender , y valido todo lo expuesto , Ser maestro es ser un apóstol contínuo. Me gustaría una escuela con con multidisciplinario para atender a la diversidad , diariamente , para hacer la detección temprana y brindar apoyo a todos y cada uno de los niño- jóvenes , cada quien con su circunstancia.

  • Valido sus comentarios, sabiendo que salen de seres especiales que aman, respetan y disfrutan su profesión de ser maestros. Sabemos que como docentes, recibimos más de lo que ofrecemos. Gracias por compartir sus opiniones.

  • En efecto, al elaborar una planificación o diseño de aprendizaje no es cumplirlo al pie de la letra, porque cuando estás frente a ellos, la situación se torna distinta, se empieza a recurrir a distintas experiencias de modo que sea ameno e interesante para los y las estudiantes.

  • María del Rosario Palacios

    Interesante y respetable por la postura ética frente al estudiante. Cada estudiante es un mundo a explorar y sólo asumiendo la tarea de educador, como un desafío, se mpuede salir tranquilo (a) de cada evento educativo.

  • Augusto Najarro Rojas

    Un artículo de opinión respetable, porque quien aprende de sus estudiantes solo puede valorar el aprendizaje de los mismos, respetar su identidad, valores, virtudes y la diversidad cultural para reconocer las fortalezas y las debilidades. Gracias.

  • Juan Manuel Juárez Montoya

    Excelente reflexión. Un maestro que aprende de sus alumnos, es un maestro que enseña y no solo se concreta a informar contenidos.Conozco maestros que ni siquiera se saben los nombres de sus alumnos porque no fomentan la participación y por ende jamas aprenderan de ellos porque tan solo se concretan a transmitir información haciendo de su clase un aburrimiento total.

  • son buenos los temas

Ver más

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios