Enganchados al Whatsapp: aprovéchalo como herramienta educativa

Ingrid Mosquera Gende

Profesora adjunta en la Universidad Internacional de La Rioja. Dpto. Inglés. Facultad de Educación. Doctora en filología inglesa. DEA en Psicología de la Educación. Postgrados en Alteraciones de la Audición y el Lenguaje y en Estrategias de Aprendizaje. Máster en Docencia Universitaria.

Whatsapp puede ser muy problemático, en la vida en general y en los entornos educativos en particular. Pero hay ciertas cifras que no se pueden obviar, y es que Whatsapp, en el año 2016, contaba con más de mil millones de usuarios mensuales, 42 mil millones de mensajes diarios, 250 millones de vídeos compartidos diariamente, 1,6 mil millones de fotos compartidas a diario, más de mil millones de grupos y está disponible en 53 lenguas. A estos números, se deben añadir los relacionados con la tecnología móvil, que va sumando adeptos, año tras año, de un modo espectacular, sobre todo entre los más jóvenes.

WhatsApp y educación - Tiching

Por todo ello, considero que es conveniente introducir Whatsapp, como un recurso educativo más, en nuestra metodología docente. Habrá que ver cómo, a qué edades, en qué condiciones, con qué reglas y con qué finalidad.

Las ventajas de utilizar Whatsapp

Sus posibilidades son múltiples, como se ha dejado ver en estudios ya realizados:

  • Sirve para recibir o realizar llamadas o videollamadas de forma gratuita.
  • Sirve, por tanto, para comunicarse con estudiantes, centros o docentes de otros países.
  • Sirve para comunicarse con/entre alumnos, docentes o centros en zonas rurales o poco accesibles.
  • Sirve para mandar mensajes de última hora.
  • Sirve para hacer recordatorios de entregas.
  • Sirve para responder dudas o hacer tutorías online.
  • Sirve para ofrecer una rápida retroalimentación.
  • Sirve para adjuntar grabaciones sonoras, vídeos, enlaces, fotos, imágenes y otros archivos.
  • Sirve para formar grupos y trabajar con ellos.
  • Sirve para crear sentimiento de grupo.
  • Sirve para propiciar un ambiente relajado y distendido.
  • Sirve para poner y/o resolver actividades.
  • Sirve para hacer exámenes orales o similares.
  • Sirve para motivar a los alumnos, al usar un recurso que les atrae.
  • Sirve para introducir y desarrollar el uso de las nuevas tecnologías en las aulas de forma responsable.
  • Sirve para coordinarse con otros profesores.
  • Sirve para comunicarse con el centro o entre padres.

En YouTube, podemos encontrar experiencias de profesores que lo usan en sus aulas, aunque sí que es verdad que se suele relegar a etapas educativas avanzadas.

Algunos inconvenientes a tener en cuenta

Las posibilidades son muchas, pero los inconvenientes también están presentes:

  • La inmediatez es una ventaja, pero también puede ser un inconveniente porque la gente escribe sin pensar o reflexionar demasiado.
  • La accesibilidad y no necesidad de conexión sincrónica son ventajas del aprendizaje móvil, y por extensión del Whatsapp, pero también puede ser un problema cuando los participantes deshumanizan a las personas, al no tenerlas delante.
  • La falta de privacidad es una desventaja importante del Whatsapp, que lleva a situaciones extremas de ciberacoso.
  • El móvil puede producir procesos adictivos.
  • Es necesario mantener el foco en el tema, sin admitir otro tipo de comentarios y recriminar los que no sean adecuados.

Estos inconvenientes se encuentran, en gran medida, ligados a una madurez, que debería implicar que, cuanto mayores sean los usuarios, mayor sea su grado de responsabilidad. Así, mayores serían sus beneficios y menores los problemas que se puedan ocasionar por su uso. En todo caso, son desventajas salvables y que servirán para desarrollar una buena relación de los estudiantes con internet y las nuevas tecnologías: no se debe educar evitando, sino experimentando, puesto que Whatsapp está en sus vidas, lo usemos nosotros en el aula o no, podemos ayudarles a hacer un uso adecuado y responsable, haciéndoles conscientes de sus peligros, de sus posibilidades y de sus consecuencias. Mi experiencia en este campo está ligada al ámbito universitario, y tengo que decir, en ese sentido, que ha resultado una herramienta muy eficaz, sin ningún punto negativo. Hay que tener cuidado con un exceso de mensajes, pero la creación de grupos resulta muy positiva, por ejemplo en entornos virtuales, en los que la distancia suele propiciar una sensación de soledad en el estudio. Un grupo de Whatsapp, bien llevado y bien moderado, supone un apoyo fundamental.

¿Cómo aprovechar en clase las posibilidades de Whatsapp?

La manera de conseguir que los beneficios sean mayores que los inconvenientes es, como con cualquier otro recurso, la experiencia y aprender de los propios errores, mejorando día a día, curso a curso. Comenzando con pequeñas experiencias y ampliándolo según veamos que va mejorando. En este sentido, algunas recomendaciones iniciales serían:

  • Pedir permiso para el uso de Whatsapp con fines educativos e informar del mismo.
  • Formar grupos pequeños, para evitar que “todos tengan los teléfonos de todos”. Grupos en los que el profesor siempre estaría presente.
  • Comenzar con algún tema de debate o alguna pregunta.
  • Establecer un número mínimo y máximo de intervenciones (si se considera para nota).
  • Establecer horarios para la participación.
  • Usar los grupos para mandar recordatorios o archivos de interés.

Estas recomendaciones simplemente serían para ir observando la evolución del uso de la aplicación y, así, ir modificando y ampliando su actividad, de forma progresiva. Por mi experiencia personal, no necesito establecer horarios, pero puede depender del contexto concreto. Un inconveniente importante se refiere al número de mensajes recibidos, a su contenido y al horario de envío de los mismos. Personalmente, no me ha supuesto ningún problema, como comentaba, con la práctica estos aspectos se van mejorando y perfeccionando y no todo docente querrá establecer las mismas normas ni empleará Whatsapp del mismo modo ni con las mismas finalidades.

Whatsapp es una herramienta más, puede crear problemas y peligros, como internet, las redes sociales u otros recursos educativos con los que se interacciona en la actualidad, pero trabajar con ellos podría ayudar a normalizarlos, entenderlos y usarlos de manera adecuada, al mismo tiempo que nos aprovechamos de una aplicación que los alumnos tienen en sus móviles y que emplean a todas horas.

Comentarios(10)

  • Gracias a ti Héctor

  • Muchas gracias por la información

  • muchas gracias por unos comentarios tan interesantes!
    Todo tiene ventajas y desventajas, nada es perfecto.
    sin duda pienso que también depende del perfil del profesor.
    No todos os recursos son válidos para todos los docentes.
    Debemos buscar nuestro camino.

  • JOSE CARLOS TELLEZ MARTINEZ

    es una excelente aplicacion, pero requiere de tiempo para el docente, yo tengo 187 alumnos y he creado grupos, y muchas de las veces es dificil atenderlos a todos…

  • Sósimo Misael Poma Gonzales

    Es cierto que los alumnos empleamos Whatsapp día a día, y cuando tenemos que realizar trabajos en grupo nos comunicamos a través de él. Estoy de acuerdo con los artículos publicados pero en un país como el nuestro la tecnología está en pañales, los profesores tendríamos que capacitarnos para dar un buen referente a los niños, quienes son ellos que tendrían que utilizarlos de una manera adecuada en los trabajos o tareas de la escuela

  • Es cierto que los alumnos empleamos Whatsapp día a día, y cuando tenemos que realizar trabajos en grupo nos comunicamos a través de él. Estoy de acuerdo con la mayor parte de este artículo, no obstante, a mi personalmente me resultaría un poco agobiante comunicarme con los profesores con esta app.

    Por cierto, sí. Soy una alumna de 1° de BAC y suelo investigar y leer blogs sobre educación, es un tema que me interesa mucho y me encantaría dedicarme a ello.

  • Rosa Elvira Flores Sosa

    Buena oportunidad para comunicarnos y compartir experiencias e inquietudes con otros docentes.

  • Muy interesante la propuesta de utilizar Whatsapp en la educación. Naturalmente es muy diferente utilizarlo en el ámbito universitario, como es el caso de Ingrid, que utilizarlo en educación secundaria. Los alumnos tendrían que ser totalmente responsables de sus actos al utilizar esta red, sin duda la más popular entre todos nosotros.
    Las ventajas están muy bien expuestas en el artículo y los inconvenientes también.
    Por lo tanto, si conseguimos contar con alumnos responsables y que sean lo suficientemente maduros para utilizar esta herramienta sería de gran utilidad en el aula, si no, habrá que esperar un poco a que crezcan y maduren.

  • Ingrid Mosquera Gende

    Estoy completamente de acuerdo con ello.
    NO podemos evitarlo, forma para de su vida y podemos ayudarles a usarlo de forma responsable

  • Augusto najarro Rojas

    Es una herramienta necesaria para que los estudiantes puedan interactuar con su pares o grupos de aprendizaje. Resultaría más provechoso con los estudiantes que sepan asumir las responsabilidades de manera consciente. Gracias.

Ver más

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios