10 ideas para captar la atención de tus estudiantes el primer día

Como dicen, “no hay una segunda oportunidad para causar una primera impresión”, así que si quieres que el primer día de curso quede grabado en la memoria de tus estudiantes, te proponemos algunas ideas que conseguirán que no se hable de otra cosa en los pasillos de tu centro educativo. ¡Tus alumnos no podrán esperar a volver a tu segunda clase! Captar la atención | TichingPara comenzar, recuerda que los primeros días son de adaptación, para todos, tanto para ti como para ellos… El ritmo tiene que ser suave, y la paciencia estar más activa que nunca. El objetivo debe ser acompañar a los estudiantes en el regreso a la rutina y la vida escolar, pero al mismo tiempo llenarles de energía y motivación que sirvan de motor para aprovechar al 100% el nuevo curso.

Dependiendo de la edad y otras características de tus alumnos y alumnas, quizá deberás adaptar algunas de las propuestas que hacemos, pero esperamos que sean un buen punto de partida para inspirarte. ¡Comenzamos!

  • Bienvenida personalizada: Si es el primer año que coincides con ese grupo de estudiantes, haz una pequeña tarea de investigación y utiliza la información que otros docentes de tu centro tienen ya de ellos. Qué les gusta, con quién se llevan mejor, alguna anécdota de sus vidas… ¡comprobar que te has interesado por ellos previamente puede ser una muy grata sorpresa!
  • ¡Música, maestro!: ¿Por qué no comenzar la clase con algo de ritmo? Una canción adecuada llamará la atención de tus estudiantes y les activará a diferentes niveles, algo genial para la toma de contacto con el nuevo curso. Incluso puedes utilizarla como una herramienta para la educación emocional y la gestión de conflictos, como nos explicaba la docente Almudena Ocaña en este artículo.
  • Inaugura el buzón de sugerencias: Puedes adornar una caja de cartón vacía y convertirla en un buzón para recoger ideas para incluir en las clases. De esta manera, conseguirás que se sientan partícipes de lo que sucede en el aula, aumentando así su motivación. ¡Si todos forman parte del proyecto, todos pondrán de su parte para que funcione!
  • Gamifica el aprendizaje: El juego consigue atrapar como pocas cosas la atención completa de los estudiantes, un elemento imprescindible para un aprendizaje verdaderamente significativo. Plantea el curso, el trimestre o el mes como un gran juego (con retos individuales, retos por equipos…) y utiliza el primer día de clase para explicar las reglas de esta nueva aventura. Encontrarás muchos artículos en nuestro blog repletos de interesantes ideas sobre ello.
  • ¡Dale movimiento al cuerpo!: Puedes utilizar diferentes técnicas de presentación, de activación, de conocimiento… para activar cada músculo de tus estudiantes, y no solo el cerebro. Como bien nos ha enseñado la neurociencia, los ejercicios y el movimiento están íntimamente ligados con el aprendizaje, demostrando que cuerpo y cerebro aprenden juntos. ¿Por qué no empezar con ello desde el principio?
  • Utiliza el humor para aderezar las clases: Quizá nunca te habrías planteado iniciar el primer día de curso con un divertido monólogo, pero puede ser una buena manera de presentarte a tus nuevos estudiantes. La principal ventaja es que de cualquier tema puedes crear humor, incluso impartir así los contenidos teóricos, incluyendo algún comentario divertido, un chiste…
  • Un buen truco de magia no deja a nadie indiferente: Si te animas a aprender algunos conceptos básicos de magia, lograrás captar la atención de tus estudiantes al primer golpe de varita. Seguro que encuentras algunos consejos en el blog de Sergio Belmonte, Magia y Matemáticas, ¡echa un vistazo!
  • La calificación es lo menos importante: ¿Y si centramos el curso que comienza en todo lo que queda por aprender, en todas las experiencias que nos esperan, y quitamos importancia a las notas? Recordarás la escena de Mentes peligrosas al comienzo de la película, cuando la profesora Louanne Johnson (Michelle Pfeiffer) informa a sus estudiantes de que ya les ha calificado a todos con un sobresaliente, y que su único trabajo consiste en mantenerlo. Quizá es una idea original a tener en cuenta…
  • ¿Y si damos la clase fuera del aula?: Otra interesante propuesta puede consistir en salir al exterior para hacer este primer encuentro del curso. Contarás con más espacio para realizar actividades de movimiento, captarás la atención de tus estudiantes, romperás con la rutina… ¡son todo ventajas! Quizá puede ser también una buena ocasión para presentarles las instalaciones del centro, o algún lugar curioso de los alrededores.
  • Por último, ¡no te olvides de dejarles con la boca abierta!: Si eres un experto en las TIC y en la edición del vídeo, preparar una presentación así te convertirá en la envidia (sana) de todos los docentes de tu centro:

¿Qué tienes pensado tú para tu primer día de clase? ¡Compártelo con otros docentes del mundo en Tiching! 


Recuerda que puedes utilizar el hashtag #TichingTeEscucha para hacernos llegar tus sugerencias y propuestas para el blog :)

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Comentarios (1)

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios