Como curiosidad, ¿Por qué se hace llamar “The Tech Rabbi”?
Antes de adentrarme en el mundo de la educación pasé muchos años trabajando como comercial y en el sector del diseño. Allí aprendí que en la vida hay que destacar y me inventé un nombre que reunía mis dos pasiones: el judaísmo y la tecnología.

Hemos oído millones de definiciones sobre creatividad… ¿Cómo la definiría usted?
La verdadera creatividad consiste en aportar valor añadido a cualquier cosa. Como diría el Rey Salomón, “no hay nada nuevo bajo el sol”, que es lo mismo que decir que todos los ingredientes ya existen en el mundo y solamente depende de nosotros cómo los mezclemos.

Una pregunta que nos acompaña de forma recurrente es si con la creatividad “se nace o se desarrolla”. Según su libro todos somos creativos o podemos llegar a serlo…
Todos somos creativos y lo único que debemos hacer es potenciar nuestras habilidades. El primer capítulo de mi libro está dedicado a disipar el mito de que la creatividad es algo con lo que solo nacen unos pocos, y me centro en hablar sobre cómo se logra la verdadera creatividad a través de la práctica y el crecimiento.

En “Educated by design” explica que la creatividad es una mentalidad. ¿A qué se refiere?
Cuando la creatividad se toma en serio y se asocia a una mentalidad, nos damos cuenta de que no tenemos limitaciones para ser creativos. Normalmente, cuando le pregunto a alguien si piensa que es creativo, responde que no sabe dibujar, ni pintar, ni mucho menos cocinar. La creatividad es una mentalidad porque es algo mucho más profundo que todo esto. Se trata de la percepción que tenemos del mundo, de cómo resolvemos los problemas y de la manera de comunicar nuestras ideas. 

Si la creatividad es tan importante ¿Por qué en las escuelas no se potencia suficientemente?
Clases optativas como el arte o sesiones lectivas de emprendimiento todavía no están lo suficientemente extendidas en educación. Estos factores no significan que las escuelas no estén preparadas para el cambio, sino que la creatividad es algo tan abierto y que carece de estructura, que no resulta fácil compatibilizarlo con el sistema educativo actual. 

Parece que está todo inventado, pero de repente aparece un producto que se transforma en necesidad. ¿Qué papel juegan las nuevas tecnologías en el campo de la innovación?
Los mejores inventos de los últimos 10 años se han centrado en mejorar los productos o servicios que ya estaban conviviendo con nosotros. Compañías como Apple, Google, AirBnb y Uber han reinventado cosas y las han mejorado un 1000% pero, en el ámbito de la educación, existe un cierto inmovilismo. La enseñanza y el aprendizaje no están mejorando a la misma velocidad que lo hace la tecnología, por muchos aparatos que tenga un alumno para conectarse a internet.

¿Cómo debe actuar un profesor cuando detecta que un alumno está perdiendo la curiosidad?
Un profesor tiene el deber de buscar la motivación constante de sus alumnos. En mi caso, a principios de año animo a los estudiantes a que investiguen a personas innovadoras para que les puedan servir de estímulo y referencia, si en algún momento empiezan a perder la curiosidad. 

¿Cómo se puede transmitir la creatividad dentro del aula y qué herramientas existen?
Los estudiantes deben aprender más allá de los libros de texto obligatorios. Deben visualizar charlas TED, consultar páginas web de investigación o blogs de negocios y tecnología, con el objetivo de motivarlos y dejarlos con ganas de saber más.

¿Nos puede dar algún consejo para que los docentes puedan estimular la creatividad entre sus alumnos?
En Twitter existe una comunidad de profesionales de la educación que comparten constantemente sus métodos y lecciones, todos ellos son distintos, pero muy interesantes.  Los docentes deben consultar espacios que les ayuden a encontrar las herramientas y el contenido necesario para aplicarlo en sus aulas. 

La motivación por parte de los profesores es crucial ¿Se puede ser creativo aunque nadie te ayude a serlo?
Los docentes ya no estamos solos y la creatividad de nuestros alumnos ya no depende únicamente de nosotros. Los estudiantes encuentran estímulos en muchísimas plataformas, por lo que los profesores deben aprovechar las redes sociales para intercambiar conocimientos e ideas con docentes de otras ciudades y países.  

Los recursos a menudo escasean y las escuelas utilizan las mismas aulas para enseñar matemáticas, leer poesía o dibujar. ¿Qué importancia tienen los espacios para la mejora  del aprendizaje?
Para que un alumno sea creativo no es necesario tener una escuela con espacios que han costado una fortuna, simplemente se necesita un dispositivo con internet y algo de papel. Si una escuela no tiene los suficientes recursos debe saber que, simplemente cambiando un cojín de lugar y moviendo las mesas, se puede transformar un espacio y conseguir resultados realmente increíbles.

 Y para finalizar… ¿Podría poner el ejemplo de algún país, escuela o método que considere que son pioneros en metodologías innovadoras y creativas?
Soy un gran fan y practicante del método Design Thinking. Se enfoca en la creatividad y permite definir problemas en su fase inicial, identificar errores, ser empáticos y crear atmósferas donde las limitaciones no existen.


Si te ha gustado la entrevista a Michael Cohen, no te pierdas la de Ismael Pantaleón: “Los adultos hemos cortado las alas a la curiosidad”.

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios