Terapia asistida con animales

Los animales nos dan su cariño sin pedir nada a cambio, proporcionándonos seguridad y amor incondicional. Están a nuestro lado para lo bueno y para lo malo, sin juzgarnos, y queriéndonos por lo que somos, sin tener en cuenta prejuicios sociales ni físicos. Un factor que ha sido de vital importancia a la hora de introducir caballos, perros o delfines en las terapias con niños y niñas con necesidades educativas especiales. Interesante, ¿verdad?

Terapias con animales | Tiching

La TAA o Terapia Asistida con Animales es un tratamiento terapéutico en el que el animal toma parte activa en un proceso con objetivos determinados. Es por ello que debe ser llevada a cabo por docentes o profesionales con formación específica, que hagan un seguimiento y documentación del mismo.

¿Qué beneficios aportan estas terapias?

Las TAA pueden ir orientadas a fomentar la mejoría de una inmensa variedad de trastornos físicos, sociales, emocionales o cognitivos de los más pequeños, e incluso también de los adultos. Por ello cada profesional debe adaptar el tratamiento al grupo o individuo con el que esté trabajando, y modificarlo según el progreso que vaya teniendo lugar.

No obstante, en todos los casos, los beneficios son numerosos y sorprendentes. A continuación te resumimos los más importantes:

  • Beneficios físicos: Produce un incremento de la actividad física, lo que aporta una mejora de la movilidad y el equilibrio o Además, al contribuir a la disminución del estrés, consigue bajar la presión arterial y la frecuencia cardiaca.
  • Beneficios educativos: Estimula el lenguaje, fomenta el uso de nuevos términos, mejora el conocimiento de conceptos (tamaño, color…) y el cálculo. Ayuda a mejorar la memoria, y estimula la atención y la concentración.
  • Beneficios emocionales: Es muy llamativo el aumento de autoestima que produce, junto a la reducción de sensación de soledad. Ello contribuye al aumento de las interacciones sociales, o el desarrollo de la empatía y la responsabilidad.

Algunos casos de éxito

¿Conoces la conmovedora historia de Owen y su perro Haatchi? Se trata de un ejemplo perfecto de los positivos resultados que puede aportar la relación con mascotas en niños y niñas que padecen diferentes trastornos y enfermedades. Aunque los animales más utilizados para este tipo de terapias son los caballos, perros y delfines, pueden utilizarse todo tipo de animales, desde los peces en un acuario hasta los animales de granja. Uno de los proyectos que mejores resultados ha obtenido es la utilización de perros de ayuda para niños con autismo; aunque los progresos, lógicamente, dependen de las capacidades del menor y de su grado de autismo. Además, estas terapias siempre se deben complementar con otro tipo de intervenciones.

También, aunque algo menos accesible, destaca la terapia con delfines. Está indicada especialmente para niños y niñas con Síndrome de Down, parálisis cerebral, retraso psicomotor, o autismo. Al contacto con el animal se le suma en este caso el medio acuático, que añade ventajas físicas al tratamiento.

Como toma de contacto, te recomendamos esta original guía educativa para introducir a los niños de 4 a 8 años el tema de la diversidad funcional. Asimismo, si te has quedado con ganas de más, quizá te interese este completo artículo sobre las TAA.

¿Habías oído hablar estas terapias? Quizá conoces alguna otra de gran utilidad para trabajar con estudiantes con necesidades educativas especiales, ¿por qué no la compartes con nosotros?

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Comentarios(2)

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios