Desde la organización A Call to Men han desarrollado el plan de estudios LiveRespect. ¿Qué objetivos persigue?
Promueve la masculinidad sana y respetuosa, trabaja para evitar el lenguaje y las acciones que degradan a la mujer, a las niñas y a otros grupos marginados. También desafía las normas sociales y culturales perjudiciales y lucha por disminuir los casos de violencia de género, asalto sexual, bullying y homofobia. En definitiva, pretendemos empoderar a los chicos para que entiendan mejor qué son las relaciones sanas para que puedan tomar mejores decisiones.

¿Qué lo llevó a comprometerse y a profundizar en esta causa?
Actualmente, casi un millón y medio de estudiantes en institutos estadounidenses sufren abusos físicos de su pareja en relaciones de un año de duración, y el 28% de los alumnos de primaria y secundaria sufren bullying. Estos números nos indican que debemos actuar.

¿Qué factores influyen en estos elevados índices?
Las causas subyacentes de la violencia y discriminación hacia las mujeres tienen su origen en el modo en que niñas y mujeres han sido vistas y tratadas tradicionalmente en nuestra sociedad. Los hombres son socializados para percibir a las mujeres como objetos, propiedad de un hombre y de menor valor que ellos. Esta realidad nos llevó a trabajar la masculinidad bien entendida.

¿Cómo?
Animando a los hombres a participar de manera significativa en la prevención de la violencia. Queremos enseñar a los hombres a infundir los mensajes de prevención de violencia de género y recordarles que pueden y deben desafiar estas sólidas normas sociales. A medida que promovemos una masculinidad sana y respetuosa, disminuimos la violencia y discriminación hacia mujeres y niñas.

Y decidieron aplicarlo en las escuelas…
Llevar el plan de estudios a escuelas e institutos fue la extensión natural de nuestro trabajo. La experiencia nos ha demostrado que el deporte y la educación escolar son plataformas muy poderosas para enseñar estos conceptos a los niños. Estamos trabajando en espacios desde los que podemos transmitir a hombres y niños mensajes de igualdad y masculinidad sin violencia y respetuosa.

¿Cómo se integra este programa en el plan de estudios global?
LiveRespect es flexible en cuanto a su implementación. Hay escuelas que lo han integrado como parte de su programa de deportes, otras en su clase de salud, como extraescolar, como optativa… Se trata de un plan de estudios que puede descargarse gratuitamente y en el que se incluyen distintas actividades prácticas. Además, desde A Call To Men ofrecemos una certificación curricular para las escuelas que lo aplican en su centro.

¿Cómo cree que se puede contribuir desde las aulas a mejorar las relaciones entre niños y niñas?
Debemos tener en cuenta que en las clases se conforman, desafían y afirman las ideas de los más jóvenes, por lo que mediante el plan de estudios que hemos desarrollado podemos impactar en las actitudes y conocimiento de los chicos. Con el plan piloto hemos observado ciertas dinámicas que corroboran este impacto.

¿Podría ponernos un ejemplo?
Antes de aplicar nuestro programa, sólo el 16% de los chicos creía que socialmente se les había enseñado que las mujeres tienen menos valor que los hombres y, únicamente, el 21% de ellos consideraba que se les enseñaba a ver a mujeres y niñas como propiedad de los hombres. En cambio, después de aplicar el plan de estudios LiveRespect, estos porcentajes incrementaron significativamente hasta el 74% y el 90%, respectivamente.

Teniendo en cuenta estos datos, ¿cuál cree que debe ser el rol de los docentes?
Desde A Call To Men trabajamos para que tanto profesores como entrenadores se comprometan con este modelo de masculinidad sana y respetuosa y  que contribuyan a crear un espacio en que hombres y niños se encuentren a gusto. Por lo tanto, creemos que su papel es clave, ya que los profesores son nuestros grandes aliados en esta tarea.

¿Qué tipo de actividades pueden desarrollar los docentes en clase para promover la masculinidad bien entendida?
En el plan de estudios que hemos desarrollado incluimos muchas actividades que los profesores pueden aplicar en clase y que abordan temáticas muy distintas como la visión de “mujer objeto” o el impacto de los medios de comunicación. También abordamos temas como la agresión, el acoso sexual y el consentimiento.

¿Podría ponernos un ejemplo práctico?
Una actividad que realizamos es la de pedir a los chicos que dibujen a un hombre y que expliquen qué representa su dibujo. Un profesor que desarrolló esta actividad en clase me contó que uno de los chicos dibujó un hombre musculoso que sujetaba una bolsa llena de dinero y que leía un libro. Es decir, dibujó un hombre fuerte, triunfador y con conocimiento. Este es el retrato más claro de lo que significa “Man Box”.

¿Qué es exactamente el concepto “Man Box” y cómo influencia en la masculinidad?
Utilizamos este concepto para ilustrar la socialización colectiva de los hombres y las limitaciones de lo que significa “ser un hombre”. Es decir, socialmente se supone que los hombres deben ser  poderosos, dominantes, fuertes, triunfadores, sin tener miedo ni mostrar emociones. En cambio, según el concepto de “Man Box” las mujeres tienen menos valor que los hombres. La existencia de esta conceptualización a nivel social permite la persistencia de la violencia hacia las mujeres, niñas y otros grupos marginados.

¿Qué consejos daría a los profesores para que rompan con este concepto  del “ser hombre”?
Lo más importante que pueden hacer profesores y entrenadores es velar por un modelo de masculinidad bien entendida. Alentar a los niños a expresar todas sus  emociones, no sólo el enfado, y a pedir ayuda si lo necesitan. Los docentes deben fomentar que los estudiantes tengan relaciones con niñas en las que la conquista sexual no forme parte de la ecuación e incentivar que valoren realmente la vida de las niñas y mujeres.

¿Qué papel juegan los padres en esta enseñanza?
Tienen un rol  muy importante, ya que en la mayoría de casos, las figuras paternas transmiten a sus hijos lo que sus progenitores masculinos les transmitieron a ellos. Queremos ser conscientes de ello y resaltar los aspectos maravillosos de ser un hombre, pero también hemos de ser capaces de criticar y analizar los aspectos negativos. Toda esta transmisión de ideas forma parte de una socialización colectiva.

¿A qué se refiere?
Por ejemplo, cuando le decimos a un niño “compórtate como un hombre” o “los niños no lloran”, les estamos diciendo que a la figura masculina no se le permite estar triste ni asustado. Estamos reforzando el concepto de “Man Box”. Pero lo que deberíamos hacer es contribuir a no esconder sentimientos como la tristeza, y apostar por la autenticidad del individuo.

¿Cuáles son los resultados que se están obteniendo con este proyecto?
Destacaré dos estadísticas clave que hemos obtenido al completar el piloto del plan de estudios oficial. Hemos observado que antes de aplicar el programa LiveRespect sólo el 68% de los chicos creían que el concepto “Man Box” existe y que dicta cómo debe actuar y sentirse un hombre. Después del programa, el 99% de los chicos estaba convencido de la existencia de este patrón. Otro dato importante es que sólo el 19% de los chicos consideraba saber lo que significa el consentimiento en relación al sexo, y después del programa el porcentaje aumentó hasta el 75%.

Un cambio significativo…
Sí, vemos cambios drásticos en la concienciación de los chicos que ponen de manifiesto la extrema necesidad de este tipo de educación y la increíble receptividad que tienen hacia esta formación. Es interesante observar como todas las escuelas que han aplicado el LiveRespect, han notado un descenso significativo de casos de bullying y violencia respecto al año escolar anterior.

Finalmente, si pudiera dejar un mensaje a los niños de hoy en día, ¿qué les diría?
Que pueden formar parte de lo que llamamos la Siguiente Generación de la Masculinidad. Los chicos pueden escoger vivir una vida más sana y crear un mundo más equitativo donde todos los hombres y los niños sean respetuosos y cariñosos, y las mujeres y las niñas estén seguras y valoradas.

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios