Tutoría entre pares: cooperar para aprender

Personalizar la educación es posible, solo hay que buscar las estrategias adecuadas y que se adapten a las características de tu escuela y tu aula. ¡Si tienes un elevado número de alumnos y alumnas en el aula, tienes ganas de que éstos se sientan protagonistas de su propio aprendizaje y que aprendan significativamente, con responsabilidad y motivación, sigue leyendo!

Tutoría entre pares: dos parejas que están enseñando y aprendiendo de sus respectivos compañeros.

La tutoría entre pares: aprendizaje entre iguales

Sabemos que el aprendizaje no depende, únicamente, del docente. Es decir, aprender no consiste en un flujo unidireccional del conocimiento, sino más bien de la capacidad del docente para crear situaciones de aprendizaje en la que el alumnado coopere con sus compañeros y compañeras y aprendan los unos de los otros. Para ello, la tutoría entre pares es una buena estrategia que llevar a cabo en el aula. ¿Te animas?

La tutoría entre pares es un método de aprendizaje cooperativo basado en la creación de parejas de alumnos y alumnas, con una relación asimétrica y con un objetivo común, conocido y compartido que se alcanza a través de una relación planificada por el docente.

Se pueden encontrar diferentes dos tipos de tutoría entre iguales:

  • Cross age tutoring: Los pares de alumnos y alumnas comprenden diferentes edades. El mayor de ellos se acoge al rol de tutor, mientras que el más pequeño será el tutorado.
  • Same age tutoring: Los pares de alumnos y alumnas poseen la misma edad y forman parte del mismo grupo o clase. Las tutorías pueden ser fijas o recíprocas. En las primera, los roles son estables, es decir, el mismo alumno/a siempre es tutor y el mismo alumno es tutorado; en cambio en las segundas, los roles se intercambian periódicamente.

Con esta estrategia educativa el rol de docente cambia y sus funciones principales se basan en la colaboración y la ayuda a la atención individualizada y a la guía y supervisión de la acción educativa que ejerce el alumno-tutor.

Beneficios de la tutoría entre iguales

  • Mejora académica tanto para el tutor como para el tutorado.
  • Permite niveles distintos de logro: mientras que para el tutorado las actividades pueden ser de refuerzo, para el tutor pueden ser de profundización.
  • Desarrollo de las habilidades psicosociales: empatía, respeto, comunicación asertiva, relaciones interpersonales, solución de conflictos…
  • Mayor implicación en las tareas académicas por ambas partes.
  • Mayor sentido de la responsabilidad y autoestima, sobre todo para el tutor.
  • Satisfacción y orgullo por parte del tutor del progreso del tutorado y de éste por su propio aprendizaje.
  • Permite atender a la diversidad del aula o de la escuela.
  • Mejora el clima en el aula, tanto entre los compañeros y compañeras como con los docentes.
  • Permite perder el miedo a preguntar, a equivocarse, a la corrección…
  • Mejora la convivencia del centro, acudiendo al tutor para resolver conflictos, dudas, para compartir sentimientos y emociones…
  • Reduce el acoso escolar, ya que también el tutor también puede ayudar a resolver un conflicto.

Las prácticas de ayuda entre iguales son muy interesantes porque dan valor educativo a las interacciones entre alumnos, ofrecen oportunidades de aprendizaje y se desarrollan valores como la solidaridad y la sociabilidad. No obstante, también podemos encontrar ciertos inconvenientes como por ejemplo que la información que el tutor explica al tutorado no sea la correcta o que alguna parte no se implique lo suficiente en su rol. Para ello, es importante que el docente ejerza su rol correctamente.

Experiencias de Tutoría entre pares

  • Leemos en pareja: un programa educativo basado en la tutoría entre iguales, para la mejora de la competencia lectora que ha impulsado el Grupo de Investigación sobre Aprendizaje entre Iguales (CRAI) de la Universidad Autónoma de Barcelona.
  • Programa TEI: El colegio San Agustín de Sevilla utiliza la tutoría entre iguales para reducir el acoso escolar y mejorar la convivencia del centro.
  • Hermano mayor: En este centro Tiscamanita de Fuerteventura, desde el departamento de orientación, han puesto en práctica este programa para acoger a los nuevos alumnos de 1o de la ESO, para que se adapten mejor a nivel social y académico en el instituto. Además, los hermanos mayores reciben una formación para llevar a cabo su rol de tutor.

Las diversas experiencias de tutoría entre pares nos demuestran que con esta metodología no solo aprende el alumno tutorado, gracias a la ayuda permanente y personalizada que recibe, sino que el tutor también aprende porque enseñar es la mejor manera de aprender.
¿Te gusta la idea de la tutoría entre pares? ¡Entonces, no pierdas un segundo más y empieza a ponerla en práctica en tu centro o aula para mejorar la convivencia y el rendimiento académico de tus alumnos y alumnas!

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Comentarios(2)

  • Agustin Gil LOpez

    conforme a lo que se leyó se aprecia que las formas de educar car se integra de mejor manera los alumnos. ya que no manifiestan miedo a expresar sus dudas, así como hacer tareas en binales. se mejora el ambiente del aula con hacer binas de la misma edad y del diferente sexo y incluyen a los compañeros que tengan problemas de lenguaje.

  • Es un proyecto muy interesante ya que permite la comunicación y convivencia entre pares. En México le llamamos monitores y ha sido muy favorable aplicarlo en las aulas debido a que desarrolla en los alumnos la capacidad de socializar, conocerse, comprender los temas a su nivel y en su propio lenguaje así como grandes oportunidades de aprendizaje.

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios