Aprender a tomar decisiones

Vivir es una cuestión de tomar decisiones. Al final, si lo que queremos es que nuestros estudiantes sean felices e independientes, uno de los temas que debemos trabajar es la capacidad de atreverse a decidir y, a ser posible, la capacidad de escoger las opciones que sean más adecuadas y las que les acerquen más a lograr sus metas.

Aprender tomar decisiones | TichingTodo el conocimiento, todas las habilidades, todo lo aprendido se materializa en el momento de tomar decisiones. De nada vale enseñar valores, o entrenar la resolución de conflictos, si a la hora de trasladar estos conceptos a su vida diaria nuestros estudiantes no son capaces de saber reconocer las decisiones correctas.

Aprender a tomar decisiones implica desarrollar conjuntamente muchos elementos de nuestra personalidad: el espíritu crítico, la autoestima, la responsabilidad… El primer paso es perder el miedo a tomar decisiones, y a eso también se aprende con la práctica: desde pequeños deben comenzar ya a decidir cuestiones adaptadas a su edad, pero que les afecten directamente. Para ello, es importante que tengas en cuenta (y les transmitas) algunas ideas clave:

  • Cada decisión es una pérdida: Siempre que tomamos una decisión estamos renunciando a las otras posibles opciones, algo que suele resultar difícil de asimilar, dado que el yo que elige es diferente al yo que tendrá que asumir las consecuencias de la decisión.
  • Equivocarse es una opción: Después de una mala decisión, la vida siempre sigue adelante, aunque es algo que no siempre es fácil de recordar. Lo importante es aprender a gestionar la frustración y a trabajar la educación emocional para ser capaces de reconocer y trabajar los sentimientos que el fracaso genera.
  • Toda decisión tiene unas consecuencias: Si tomen las decisiones que tomen, les protegemos de las consecuencias de su decisión, nunca aprenderán la importancia de decidir correctamente. Es necesario evitar la sobreprotección y que el niño o niña sea quien viva directamente las consecuencias de una mala decisión.
  • No eres tus decisiones pasadas: Es cierto que sí que forman una parte muy importante de lo que somos, pero debemos evitar vincular directamente nuestra identidad con las decisiones que hemos hecho a lo largo de nuestra vida. Todo el mundo tiene derecho a equivocarse, y nuestra autoestima debe estar cimentada en algo más fuerte que eso. ¡Siempre tenemos la oportunidad de mejorar!

Algunos recursos que pueden interesarte

Si quieres aprender más sobre este tema, te recomendamos que eches un vistazo a estos enlaces, que te permitirán profundizar un poco más en ello:

  • Cómo tomar decisiones importantes en 5 pasos: Un genial artículo de nuestro compañero y docente Santiago Moll que, de forma sencilla y clara, explica en cinco puntos las etapas para una toma de decisiones acertada. ¿Te lo vas a perder?
  • La inteligencia ejecutiva: Este interesantísimo libro del filósofo y pedagogo José Antonio Marina nos habla de la inteligencia ejecutiva o “el director de orquesta”, como él mismo afirma. La que dirige nuestro comportamiento, la que nos ayuda a tomar decisiones y a resolver los problemas que tenemos… ¡Imprescindible!
  • Toma de decisiones en grupo:  ¿Qué objetos son más importantes en un viaje a la luna? Este ejercicio es una interesante manera de llevar a la práctica en el aula la búsqueda de información y la reflexión previa a cualquier toma de decisiones.
  • Porque más es menos: En la sociedad de la abundancia en la que ahora vivimos las opciones se multiplican, y muchas veces decidir se convierte en todo un problema. En este programa de Redes, el psicólogo Barry Schwartz nos da algunos consejos para superar la perpetua insatisfacción que esta situación puede generar. ¿Por qué no organizar un debate en clase sobre ello?

Y tú, ¿trabajas la toma de decisiones en tus clases? ¡Comparte tu experiencia e ideas con otras personas de la comunidad educativa en Tiching!

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Comentarios(4)

  • Sin duda es un articulo muy interesante y como mencionaban en un comentario anterior, es raro que se tomen la molestia en elegir este tema para realizar algún articulo, me hubiera gustado un poco mas de profundidad en el tema.

  • Aprender a tomar decisiones, sí que es importante. Como lo ha dicho Miguel, a veces se prefiere evitar la resolución de un problema que enfrentarse con ella.
    Con el internet es cada vez más fácil acceder a informaciones y no arriesgar lo que sea.
    Gracias por este artículo interesante.

  • Hola, me gustaría saber cual fue el propósito para escribir sobre este tema? ya que en lo personal es un tema muy interesante y al que la mayoría de personas no le da tanta importancia, por pensar que un niño pequeño no tiene la capacidad de tomar sus propias decisiones y es aquí donde cometen un gran error y esto lo perjudicara después en su vida.

  • Soy un padre y para mi el tema de este artículo es la clave. Aprender a tomar decisiones o, mas bien, no tener miedo a tomar decisiones. Hay niños que prefieren no hacer unos deberes (con lo que supone al día siguiente en clase) que enfrentarse a su resolución. Si tenemos en cuenta que en internet existen plataformas, del tipo http://academia.abation.es/, que te resuelven cualquier problema sin esfuerzo para el que pregunta, debemos plantearnos si el problema radica en que no hemos sido capaces de inculcar a nuestros hijos y alumnos la “cultura el esfuerzo”. Lo que significa enfrentarse a un trabajo o problema, e intentar solucionarlo con las herramientas y recursos que tenemos a nuestra alcance.

Ver más

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios