¿Por qué decidiste crear tu canal de Youtube “La cuna de Halicarnaso”?
La Cuna de Halicarnaso nació hace unos 5 años. Todo fue muy amateur. Tenía una clase que me pedía recursos porque le costaba un poco la materia y decidí colgarles vídeos. Esos vídeos todavía se pueden ver en mi canal. Eran vídeos muy sencillos, muy caseros, pero me di cuenta que tenía un feedback muy positivo y que les gustaba mucho este tipo de recursos. Así que me plantee hacerlo de manera más continuada y también ayudarme de esos vídeos para aplicar un enfoque un poco más personalizado en clase, lo que podríamos considerar clase invertida. Así que comenzó casi de casualidad y me di cuenta que no solo le gustaba a mis alumnos sino que también los veían otras personas, profes que utilizaban mis vídeos y alumnos de otros coles también estudiaban con ellos.

¿Por qué le pusiste este nombre?
Es una anécdota histórica. Halicarnaso es una ciudad del mundo antiguo, de la actual Turquía, donde nació Heródoto. Éste fue el primer historiador clásico, el primero que empezó a crear obras hablando de hechos pasados. Y por tanto, Halicarnaso es un poco como la cuna de la Historia. Es un juego de palabras por eso es: La cuna de Halicarnaso.

¿Cuál es la finalidad de tu canal de Youtube?
Ha tenido varias finalidades a lo largo de estos años. Al principio era simplemente volcar clases. De hecho, los primeros años yo lo único que hacía era crear clases online, videoclases. Pero cuando me di cuenta de que era un espacio donde iba mucha gente, no solo mis alumnos, pensé en que podía darle otros usos. A mi canal me gusta llamarlo espacio de aprendizaje porque subo tanto clases como consejos a profesores, a alumnos, curiosidades de la historia… Me gusta que mis alumnos vean que la materia es divertida e interesante y por ello, también, cuelgo vídeos sobre películas, reseñas de libros o videojuegos para aprender Historia.

¿La Historia es una asignatura aburrida?
¡Para nada! Es uno de mis principales caballos de batalla. De hecho lo que yo siempre les cuento a mis alumnos es: a todo el mundo le gusta ver una película o leer un buen libro, ¿no? Entonces, no hay ficción que supere lo que ha pasado en la Historia. Por ejemplo, si a Juego de Tronos le quitas los dragones y los caminantes blancos es una historia que podría haber ocurrido en la Inglaterra medieval o en la España medieval, es decir, una historia medieval. La magia de Juego de Tronos es que está muy bien contada. Entonces, la historia hay que contarla bien. La Historia es aburrida cuando no se sabe contar. A mí me gusta mucho explicarla con anécdotas, curiosidades, con historias interesantes, con muchos recursos y así la Historia no se hace aburrida. 

¿Cómo son tus clases? ¿Qué es lo que caracteriza a tus clases?
Yo intento que mis clases sean dinámicas, que no sean monótonas, que sean clases donde el alumno “no sepa que se va a encontrar”. Uno de mis anhelos cuando empecé a ser profe era, precisamente, quitarle a la Historia el sambenito de aburrida. 

¿Cómo se consigue eso?
El aburrimiento que un alumno puede sentir está relacionado con que el profe quizá no aplique distintas estrategias metodológicas que despierten un poco el interés del alumno. Y aquí no hablo de usar nuevas herramientas, porque el hacer un buena clase no está reñido con usar vídeos. Lo del vídeo es secundario. Yo he tenido profesores muy buenos que lo único que hacían era hablar pero lo hacían de manera tan interesante y te atrapaban tanto que no hacía falta nada más. 
Por eso, lo que yo intento con mis clases es atraparles, que ellos sientan que lo que estoy intentando enseñarles les toca y esto lo hago no solo a través de mi perfil como profe, sino con otros recursos que son muy interesantes y pueden enseñarles mucho. 

¿Por ejemplo?
El cine, la literatura, los juegos, el teatro… Creo que para que exista un aprendizaje significativo es necesario utilizar muchos tipos de actividades o recursos porque así lo que haces es alimentar a muchos tipos de estudiantes, de aprendizajes, de inteligencias. La variedad para mi es fundamental dentro de la enseñanza.

¿Qué consejos le darías a un docente que quiere iniciarse en la metodología Flipped Classroom?
Lo primero y más sencillo es que no se obsesione con los vídeos. Todo el mundo piensa que el Flipped Classroom es hacer vídeos y aparecer en Youtube y en realidad eso no es cierto. Yo lo que hago en Youtube no es porque quiera hacer Flipped Classroom, sino porque me gusta la plataforma y considero que me ayuda a desarrollarme personal y profesionalmente, pero sobre todo, personalmente. 

Entonces, ¿qué es lo importante de esta metodología?
Lo importante de esta metodología no es el recurso que los alumnos ven en sus casas, sino lo que pasa en clase. Flipped Classroom es un enfoque que pone el peso del aprendizaje en el aula.
¿Qué ha pasado tradicionalmente en el aula? Que los profesores siempre hemos tenido un gran peso en el aula y hemos marcado el ritmo y hemos hablado mayoritariamente, hemos abusado, tal vez, de la clase magistral, y eso hace que el alumno tenga un rol pasivo en clase: viene, escucha, hace una actividad y se va. 

Y el Flipped Classroom es todo lo contrario, ¿no?
El Flipped Classroom intenta romper con todo eso, intenta darle la vuelta, que sea el alumno el que tenga un papel activo en el aula y vaya al aula a hacer cosas, no que vaya al aula a ver a otra persona hacer cosas. La explicación del profesor se destierra un poco a casa que se puede hacer con un vídeo, con una presentación en Genially, con un podcast, etc.

¿Algún otro consejo que les pueda ayudar a los docentes a aplicar esta metodología?
Yo le recomendaría a los profes que meditasen bien si el tiempo de aula que están usando para explicar o para que sus alumnos estén activos es realmente un tiempo significativo, si necesitan más tiempo, si creen que pueden aplicar unas estrategias que hagan que el alumno esté en clase más activo o también si creen que todo el tiempo que usan para explicar es necesario hacerlo en el aula, si se puede hacer en otros espacios. 
El Flipped Classroom distingue lo que es el espacio de aprendizaje individual que se hace en casa del grupal que se hace en clase.
Tradicionalmente lo que hemos hecho es que el alumno trabaje de forma individual después de que el profesor explique, ¿por qué no lo hacemos al revés?
Se nota mucho cuando un alumno llega al aula y ha visto el vídeo y lo ha trabajado.

¿El Flipped Classroom se puede aplicar en todos los centros educativos?
Depende mucho de tu entorno. Una de las cosas que recomendaría a los docentes es ver si esta estrategia se puede aplicar a su entorno. Por ejemplo, en mi entorno educativo yo sé que todos mis alumnos tienen acceso a Internet, por tanto mis alumnos lo pueden hacer. En otro entorno, esto puede resultar más complicado. El profesor no puede luchar contra los elementos que tiene en su clase por aplicar una idea, tiene que saber adaptarse.

Este método tiene muchos beneficios pero, cuéntanos, ¿con qué dificultades te has encontrado al ponerlo en práctica?
No hay una receta mágica en educación. Una de las dificultades es el tiempo. El tiempo que necesitamos los profes para generar tanto los recursos para casa como para el aula. Yo siempre recomiendo que se utilicen recursos de otros docentes. Es fundamental que los profes compartamos. Hay banco de recursos de actividades abiertos que las administraciones educativas ponen a disposición de los docentes que ahí se pueden encontrar actividades maravillosas y también incluso las propias editoriales de libros, como Vicens Vives, cada vez están más preocupadas de crear actividades o recursos para los docentes. Es decir, las editoriales están cambiando un poco el concepto de crear un libro de texto tradicional a crear recursos para los docentes. 

¿Es importante el vídeo que se escoge para explicar?
El docente puede utilizar los vídeos que encuentre a su disposición porque en realidad lo importante no es un vídeo más y mejor sino que lo importante es lo que pasa en el aula, cómo gestionas el tiempo con tu alumnado y que ese tiempo sea significativo.

Además de Youtube, ¿Qué otras plataformas, redes sociales o recursos utiliza en su aula?
Yo, en realidad, utilizo pocas porque en mi centro tampoco disponemos de grandes recursos y yo me adecuo a ello. Nosotros utilizamos la plataforma de Google Classroom para subirle a los alumnos recursos y para que ellos hagan actividades y nosotros podamos evaluarlos. A nivel personal con mis alumnos, sí que me gusta utilizar mis redes sociales, no de forma educativa sino como yo creo que puede ser un espacio de aprendizaje, para acercarme un poco más a los alumnos.

Tus vídeos se caracterizan por contener una gran dosis de humor. ¿Consideras que el humor es necesario en el proceso de enseñanza-aprendizaje? ¿Por qué?
Para mi es fundamental. El humor despierta el interés y la curiosidad, ingredientes fundamentales para el aprendizaje. Yo creo que nadie aprende de algo que no le interese. Con aprender me refiero a aprender de verdad, no a memorizar. En mis vídeos siempre intento empezar con una “tontería”, un estímulo para poder continuar y a partir de ahí ya les empiezo a explicar el contenido, lo que es la clase en sí. Tanto en mis vídeos como en mis clases intento utilizar el humor, porque genera un ambiente que es muy propicio para aprender. Creo que el humor tiene que estar presente, no solo en la clase, sino también en el día a día de una persona.

Lleva varios años con el canal “La cuna de Halicarnaso”. ¿Qué feed-back recibe de los alumnos y alumnas? 
De mis alumnos he recibido un feedback buenísimo, sigo haciendo vídeos por eso precisamente. Al principio, enseguida que colgué el primer vídeo, ellos se lo pasaron a sus compañeros, sus compañeros a otros… No me he encontrado, todavía, con ningún curso que no quieran ver los vídeos. Las familias me dicen que vuelven a aprender historia con sus hijos gracias a los vídeos y también me encuentro con un feedback de fuera que, a pesar de que era algo que yo realmente no esperaba, me gratifica muchísimo. El feedback es súper positivo.

¿Y de los docentes?
En cuanto a mis compañeros, cuando comenté que quería hacer este proyecto, me alentaron a llevarlo adelante. El feedback que me he encontrado de los docentes durante estos años ha sido grandísimo, por ejemplo en Twitter. Me enorgullece saber que hay muchos docentes que han dado el salto gracias a mis vídeos o que mandan mis vídeos a sus alumnos o, incluso mensajes que recibo de que mis vídeos les han inspirado para hacer los suyos propios.

¿Cómo definiría la innovación educativa?
La innovación va mucho más allá de las herramientas que se usan o de los formatos. Yo conozco profesores que utilizan Ipads o nuevas tecnologías muy bien y los chavales están amargados y no les gusta. Yo creo que eso no es innovar. La innovación está en adaptarse a los tiempos, a las nuevas situaciones y ser capaz de que los alumnos aprendan, de brindarles un aprendizaje significativo. Hace 30 años los alumnos aprendían significativamente de una manera y actualmente, de otra, lo que no significa que sea mejor ni peor. Yo creo que el profesor que consigue que sus alumnos aprendan de verdad, hoy en día, usando los recursos que usen, es un profesor innovador. La innovación educativa tiene que ir mucho más allá de los recursos. Yo puedo utilizar un vídeo de Youtube pero si luego mis alumnos no aprenden, yo no me consideraría un profesor innovador.

¿Hacia dónde cree que va a ir la educación?
¡No lo sé! Estamos viviendo un cambio educativo a grande escala con el tema del Coronavirus. Entiendo que va a ir hacia una digitalización mayor, hacia un uso de recursos educativos online importante, pero yo creo que la educación nunca tiene que perder el cara a cara del docente – alumno. A mí me gusta mucho reivindicar la figura de los maestros de verdad, esos maestros que en situaciones muy adversas, enseñaron a alumnos con muchas dificultades, pero lo hicieron bien. El camino que tenemos que seguir no puede ser el de dejarnos arrastrar por todo lo digital, por todas las nuevas tecnologías, por todo lo nuevo. Al final, con mis vídeos lo que busco es tener más tiempo en mis clases para dedicarle a mis alumnos. El camino que vendrá, no sé cual será, pero sí que sé que en este camino no podemos perder el contacto emocional, el aprender a través de la emoción, del ensayo-error… Yo creo que eso es fundamental.


Si te ha gustado la entrevista a José Antonio Lucero, no te pierdas la de David Calle: “Las aulas están muy desconectadas del mundo real”.

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios