Campamentos de verano para seguir aprendiendo en vacaciones

Llega el verano en algunos países y con él, casi tres meses de vacaciones por delante para muchos niños y niñas. En este gran periodo tienen mucho tiempo libre y deben aprovecharlo ya sea para jugar libremente, para aburrirse, para aprender, para relacionarse con nuevas amistades o con los amigos y amigas de siempre, para viajar… ¡Nosotros tenemos un plan genial para que desarrollen todos estas actividades de forma divertida y autónoma!

campamentos-de-verano

Las vacaciones de verano siempre son un momento algo complicado para las familias ya que deben conciliar el trabajo con la vida personal y no siempre se dispone del tiempo que se quiere para dedicar a los pequeños. Además, también en ocasiones entra en juego la preocupación de que los niños y niñas repasen el contenido del colegio o instituto para que cuando llegue el nuevo curso escolar sigan con el mismo nivel. ¡Nosotros tenemos una solución: los campamentos de verano, un espacio lúdico y educativo que favorece el aprendizaje mediante el juego!

Se trata de una genial propuesta para que los niños y niñas a partir de los 6-7 años se lo pasen estupendamente sin la necesidad de tener que esperar a que los familiares tengan disponibilidad para realizar alguna actividad juntos. El equipo de monitores encargado de desarrollar estas propuestas dispone de grandes competencias para que los peques puedan disfrutar de sus vacaciones y vuelvan con muchos aprendizajes nuevos.

10 beneficios de los campamentos de verano

  • Pasarlo en grande: Esta es la principal característica de los campamentos de verano y es que las vacaciones está para disfrutarlas, divertirse y, sobretodo ¡jugar!
  • Mejorar la convivencia: Es habitual que los peques realicen una serie de rutinas como poner la mesa, hacer la cama, recoger el material, limpiar los espacios comunes… unas prácticas que permiten desarrollar un sentimiento de responsabilidad respecto al grupo.
  • Conectar con la naturaleza: Durante el curso escolar, es frecuente que los niños y niñas estén rodeados de cemento, edificios o coches (a excepción de aquellos que aprenden en una escuela rural). Por ello es necesario que conecten con la naturaleza, la valoren, la respeten y empiecen a participar y a concienciarse sobre el cuidado del medio ambiente.
  • Desarrollar habilidades sociales: Esos días de estrecha convivencia hacen imprescindible el respeto, así como el compañerismo, el diálogo, la cooperación y la tolerancia. Además, frecuentemente el equipo de monitores prepara juegos y otras actividades con el objetivo de poner en práctica todas estas habilidades.
  • Ganar autonomía: Los campamentos de verano son geniales para que los peques ganen autonomía realizando sus actividades diarias sin la necesidad de que un adulto esté continuamente supervisando. Cuando se dan cuenta de la infinidad de cosas que pueden hacer solos, también desarrollan seguridad en sí mismos, la autoestima aumenta y se sienten más orgullosos de sus propias acciones.
  • Potenciar la resolución de conflictos: En los campamentos de verano es habitual que los niños y niñas se enfaden los unos con los otros, surjan rivalidades, conflictos, etc. ¡Pero los monitores y monitoras tienen muchas estrategias para promover el diálogo y la resolución de conflictos de forma creativa! Los pequeños aprenderán a gestionar sus problemas y a resolverlos de la mejor manera posible.
  • Aprender idiomas: Los campamentos de verano que se desarrollan en países con otra lengua permiten aprender un nuevo idioma o reforzar el que ya se ha trabajado en la escuela. Otra opción son los campamentos de verano cercanos al entorno habitual de los más pequeños que promueven el aprendizaje o refuerzo de nuevos idiomas. Come on!
  • Practicar ejercicio físico: Un elemento clave en el día a día de los niños y niñas es la práctica de deporte y en los campamentos de verano, a través del juego, ¡está garantizada!
  • Desconectar de la tecnología: Actualmente, desde bien pequeños ya suelen tener a su alcance algún dispositivo electrónico que hacen funcionar con facilidad y con el que se entretienen un gran número de horas. Para contrarrestar estos hábitos y promocionar las relaciones sociales cara a cara, muchos campamentos eliminan la tecnología o la limitan a solo unos minutos al día. 
  • Trabajar en equipo: En los campamentos de verano se promueve el trabajo tanto cooperativo como colaborativo de forma que los unos se ayuden a los otros. Muchos de los juegos que se proponen consisten en conseguir un objetivo común, con el que todos deben participar para ganar. ¡Y además pasándolo en grande!

Ya has visto que los campamentos de verano son una oportunidad para seguir aprendiendo en vacaciones… ¿Te animas a apuntar a los peques a una nueva y divertida aventura?

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas 7 propuestas para jugar en el agua, una divertidísima estrategia para aprender con el calor del verano.

Acerca del autor

Tiching

Tiching es la red educativa escolar para encontrar, compartir y gestionar todo aquello relacionado con la educación. ¡Más de 600.000 personas ya se han unido!

Deja un comentario

(*) Campos obligatorios